Compartir
Publicidad

Traficando con la vida: acusan a un ginecólogo de robar óvulos a sus pacientes

Traficando con la vida: acusan a un ginecólogo de robar óvulos a sus pacientes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta es una historia que nos puede recordar a alguna película de terror en la que se trafica con órganos humanos, solo que la realidad supera la ficción y la acción no se sitúa en un lugar sórdido y escondido sino que parece que ha sido llevada a cabo en una afamada clínica. Un conocido ginecólogo italiano ha sido acusado de robar óvulos a sus pacientes.

El médico fue detenido el pasado viernes viernes en Roma acusado de extraer óvulos a una mujer española de 24 años contra su voluntad durante una visita médica en Milán, según fuentes policiales.

Se trata de Severino Antinori, de 71 años, Presidente de la Asociación Mundial de Medicina Reproductiva y director de una clínica de reproducción asistida en Milán. Polémico y mediático, en 1994 se dio a conocer por haber fecundado a una mujer de 63 años y en 2002 anunció que estaba a punto de nacer el primer bebé clonado, aunque finalmente no sucediera (al menos que conozcamos).

El suceso se produjo supuestamente el pasado mes de abril, donde Antinori diagnosticó una cistitis a la enfermera española, de prácticas en aquella misma clínica, donde se estaba sometiendo a una terapia hormonal para curarse un quiste ovárico.

Esa infección probablemente era una excusa para poder tratarla y, con la ayuda de algunas colaboradoras, la mujer fue llevada a la sala de operaciones, fue inmovilizada en la cama, le suministraron anestesia forzada y la sometieron a la extracción de seis óvulos.

Le quitaron su teléfono móvil, pero cuando despertó y en un momento de distracción pudo avisar a emergencias, que fueron en su ayuda. Una vez trasladada a su hotel, empezó a encontrarse mal y cuando la llevaron un hospital para comprobar su estado se confirmó que había sido sometida a una intervención para la extracción de óvulos. Un examen médico confirmó las señales de su inmovilización, de la anestesia y finalmente de la operación.

Obesidad y esperma

La afectada ahora está viviendo esta situación como una pesadilla, pues no solo se ha visto forzada y agredida físicamente sino que piensa que sus óvulos pueden haber sido utilizados sin su consentimiento para fertilizar a otras mujeres en este intervalo de tiempo, desde que se produjeron los hechos hasta la detención del sospechoso, que habrá seguido trabajando mientras tanto. Desde luego, todo un trauma difícil de superar.

De momento, Antorini está bajo arresto domiciliario con una acusación de delito de hurto con el agravante de lesiones personales y ha sido apartado de la profesión médica durante un año. También están bajo investigación dos estrechas colaboradoras del médico.

La investigación apenas acaba de empezar y podemos llevarnos más sorpresas cuando se examine el material médico, los registros... Y es que existe la sospecha de que esta práctica haya sido llevada a cabo en otras ocasiones con más mujeres. De este modo, nos explicamos que la clínica donde supuestamente ocurrió todo esto se anuncie como "la primera clínica en Italia que ofrece óvulos frescos a sus pacientes".

Esperemos que la justicia aclare este insólito hecho fruto del, imagino, deseo de enriquecimiento de los autores que no tienen inconveniente en traficar con la vida robando óvulos a las mujeres sin su consentimiento, al margen de la ley y de toda ética profesional y humana, y poniendo en riesgo las vidas de esas mujeres. Realmente, una película de terror.

Fotos | iStock
Vía | El Mundo
En Bebés y más | Declaran culpable a una matrona que drogaba a las mujeres para que los partos acabaran en cesárea, El feto empieza a "fabricar" óvulos desde las nueve semanas de gestación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio