Compartir
Publicidad
Publicidad

Sin epidural en el parto por “problemas informáticos”

Sin epidural en el parto por “problemas informáticos”
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La analgesia epidural es una opción que tiene (que debe tener) la mujer a la hora de parir. Si bien hay mujeres que prefieren evitarla y dar a luz sin ningún tipo de fármacos, hay muchas otras que tienen miedo a sufrir y piden que se les administre.

La epidural no es inocua, tiene efectos secundarios y existen otros métodos para paliar el dolor de parto, aunque menos efectivos. En todo caso, depende del umbral de dolor de cada mujer y de su decisión personal acerca del uso de anestesia en el parto.

Lo que es verdaderamente irrisorio es que en el caso de solicitarla, no se administre debido a “una avería del sistema informático”, como ha sucedido en Semana Santa en el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares.

Durante una semana (entre el 18 y 24 de marzo pasados) a ninguna parturienta que ingresó al hospital se le aplicó anestesia para dar a luz, salvo en el caso de los partos con complicaciones. Los anestesistas se negaban a ponerla debido a que el sistema de monitorización central se encontraba estropeado. Se trata de una pantalla donde se recogen las monitorizaciones de las embarazadas que les permite a las matronas ir conociendo la evolución de las contracciones y los latidos del feto en cada caso.

Debido a que la epidural es una técnica invasiva, los médicos argumentan que no se puede aplicar analgesia epidural sin "la monitorización permanente de la madre y del feto". Es entendible la postura de los anestesistas, que no quieren jugarse a administrar un fármaco sin tener control de la situación. En cambio, se les ha suministrado fuertes calmantes para minimizar el dolor, pero algunas mujeres declararon sentirse atontadas y no haber podido disfrutar de su parto como hubiesen querido.

De verdad, parir con o sin anestesia es una elección personal, pero es indignante no tener la potestad de elegir debido a una causa tan absurda como una avería informática.

Dicen que el monitor se ha estropeado varias veces en los últimos años. Entonces, ¡¿por qué no lo arreglan?! Es increíble que pasen este tipo de cosas. Al final, como siempre, los más perjudicados son los pacientes.

A propósito de averías, me viene a la mente una anécdota de mi primer parto. Recuerdo que en plena monitorización dejaron de oirse los latidos del bebé, nos dimos un susto de muerte creyendo que podía pasarle algo a la niña, pero resulta que el cable hacía falso contacto y se había desconectado del aparato.

Afortundamante fue sólo eso, pero las mujeres que parieron esa semana en el Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares no tuvieron la misma suerte.

Vía | El País En Bebés y más | Ventajas y desventajas de la epidural En Bebés y más | Holanda y el no uso de la epidural en el parto En Bebés y más | Parir sin epidural, ¿avance o retroceso? En Bebés y más | Tratamientos alternativos para aliviar el dolor de parto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos