Publicidad

Un policía salvó la vida de un niño de cuatro años que se atragantó y se estaba asfixiando

Un policía salvó la vida de un niño de cuatro años que se atragantó y se estaba asfixiando
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El atragantamiento de un hijo es uno de los episodios más angustiosos que se pueden vivir, por lo que es clave saber cómo actuar si nos sucede.

Afortunadamente, hoy os traemos una historia con final feliz, la de un policía de Lorca (Murcia) que salvó la vida de un niño de cuatro años que se atragantó con un trozo de comida (al parecer una gominola o un Conguito) y se estaba asfixiando.

Cómo sucedió

La Polícia Nacional colgó en su cuenta de Twitter un vídeo de la impecable actuación del agente, que acudió rápidamente ante el pedido de auxilio de la hermana y la madre del niño que se acercaron a la comisaría.

Cuenta el policía que la hermana del niño entró a la comisaría pidiendo auxilio porque su hermano pequeño se estaba asfixiando en el coche. Al salir, el agente cruza la calle y acude donde se encontraba el niño junto a su madre, que intentaba ayudarlo.

El policía realizó ahí mismo la Maniobra de Heimlich, pero viendo que no se recuperaba, decidió llevarlo a comisaría y pedir ayuda a sus compañeros. El niño se desmayó cuando lo llevaba en brazos hasta el interior de la comisaría, y fue cuando le dieron unos golpes en la espalda, expulsó el trozo de comida y comenzó a recuperar el conocimiento.

Un héroe con uniforme

En una entrevista a La Opinión de Murcia, el agente Aníbal Alias, declaró que no se considera un héroe y que de no haber actuado rápidamente "el desenlace hubiera sido fatal".

Desde que inician su carrera, los policías reciben formación en Primeros Auxilios y siguen formándose continuamente para saber cómo actuar en casos de emergencia como resolver un atragantamiento o practicar RCP. Por tanto, acudir a un agente de policía en caso de atragantamiento, si no sabemos cómo actuar, es buena opción.

Qué hacer si un niño se atraganta

Pero como no sabemos si podremos pedir auxilio a alguien en caso de que uno de nuestros hijos pueda sufrir un atragantamiento, lo mejor es estar preparados y saber cómo reaccionar.

La Maniobra de Heimlich se realiza en personas que están todavía conscientes y consiste en la compresión o empujes abdominales colocando el puño de una mano por debajo de la parrilla costal y por encima del ombligo.

Con la otra mano encima del puño hay que presionar haciendo un movimiento rápido hacia arriba para que el objeto que está obstruyendo las vías respiratorias salga hacia afuera. Si no sale, se debe continuar haciéndolo una y otra vez

En este vídeo, un enfermero del Colegio Oficial de Enfermería de Madrid nos explica cómo hacerlo teniendo en cuenta la edad del niño, pues la forma de actuar será diferente con lactantes menores de un año, que con niños mayores de esa edad o adultos.

En Bebés y más | ¿Cómo actuar si el bebé se atraganta con la leche?Nueve consejos para prevenir la asfixia por objetos pequeños en bebés y niños

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios