Publicidad

"Si ven algo que no entienden, no insulten": el padre de un niño con autismo denuncia que sus vecinos lo increparan por salir a la calle

"Si ven algo que no entienden, no insulten": el padre de un niño con autismo denuncia que sus vecinos lo increparan por salir a la calle
Sin comentarios

Hace 12 días que se decretó la cuarentena en nuestro país. La mayoría de nosotros entiende que esta estricta medida es importante y necesaria para contener la propagación del virus, y como ciudadanos responsables nos quedamos en casa y concienciamos al resto para que haga lo mismo.

Pero esta situación ha llevado a muchas personas a ajusticia, señalar e increpar desde sus ventanas a quienes caminan por las calles, sin saber nada sobre su situación personal o los motivos particulares por los que están fuera de sus casas.

Y así lo ha denunciando en redes sociales el padre de un niño con autismo e hiperactividad, que pese a estar autorizado por el Gobierno para acompañar a su hijo a la calle de forma terapéutica, ha sido objeto de críticas e insultos por parte de sus vecinos que desconocen esta excepción contemplada en la cuarentena.

"Si ven una situación que no entienden, no insulten a gritos, no amedranten ni deseen el mal a un padre y su hijo"

José Manuel es padre de un niño diagnosticado de autismo, cuya reflexión en Twitter está corriendo como la pólvora en los últimos días. Y es que este hombre y su hijo fueron increpados por numerosos vecinos cuando el pasado día 22 salieron a la calle a pasear, una situación contemplada como excepción durante el estado de cuarentena para las personas con discapacidad y alteraciones conductuales.

"En el artículo 7.1.g) del citado real decreto, habilitan a las personas con discapacidad, que tengan alteraciones conductuales, como por ejemplo personas con diagnóstico de espectro autista y conductas disruptivas, el cual se vea agravado por la situación de confinamiento derivada de la declaración del estado de alarma, y a un acompañante, a circular por las vías de uso público, siempre y cuando se respeten las medidas necesarias para evitar el contagio" (BOE - 20 de marzo de 2020)

Así pues, siguiendo las indicaciones del Gobierno, José Manuel cogió el justificante médico que le autoriza a salir con su hijo con discapacidad, y se fue con él a unas pistas deportivas para que montara en patinete. Pero durante el trayecto tuvo que soportar la ira y los insultos de decenas de personas que, desde sus ventanas y terrazas, le acusaban de saltarse el confinamiento.

"Mi hijo lleva encerrado en casa desde el último día de colegio, como millones de niños más. Pero mi hijo tiene autismo, y a sus nueve años todavía no tiene forma de comunicarse con los demás y es muy difícil explicarle la situación. Él además es hiperactivo y sufre mucho de ansiedad, pudiendo llegar a autolesionarse en momentos concretos" - explica este padre en el vídeo difundido en sus redes sociales.

José Manuel pide a todas las personas que les gritaron e insultaron que recapaciten, pues podrían haber agravado aún más la situación en el caso de que su hijo hubiese sido especialmente sensible a los ruidos y gritos, como es el caso de otros niños con TEA.

"Debemos hacer un esfuerzo por no salir a la calle. Todos lo estamos pasando muy mal, pero por favor, si ven una situación que no entienden o un niño que creen que no debería estar en la calle, intenten hablar con el adulto que le acompaña o llamen a la policía, pero no insulten a gritos, no amedrenten, no deseen el mal a ese padre y su hijo"

"No todos saben lo que es convivir con un trastorno o una enfermedad mental, pero hay que aprender a respetar a quienes tienen necesidades especiales"

Una situación que también han vivido otros padres de niños con autismo

El mensaje de José Manuel rápidamente se ha viralizado, y han sido muchos los padres que han compartido experiencias similares vividas con sus hijos desde que se anunciara esta medida excepcional.

Por su parte, otros usuarios han propuesto a las familias afectadas adoptar medidas identificativas, como el uso de brazaletes, chalecos o camisetas de color azul (símbolo de TEA), que les permitan pasear con libertad y evitar ser objeto de críticas por parte de los vecinos.

Esta medida, propuesta también por la Federación de Autismo de Castilla la Mancha y por centros de rehabilitación y aprendizaje, no gusta a todos por igual, pues hay quien considera que etiquetar o señalar a los niños por la calle no es la solución, y apelan a la educación y empatía de la gente ante situaciones que puedan desconcentarles, o incluso invitan a denunciarlo a la Policía.

En definitiva, el mensaje de este padre nos invita a todos a reflexionar acerca de los duros momentos que estamos viviendo, y a pensar antes de juzgar o criticar a alguien. No cabe duda de que esta situación no es cómoda ni agradable para ninguno, pero es necesario empatizar y apoyar a aquellas personas que lo están pasando especialmente mal, y cuyas circunstancias están recogidas como una excepción durante el estado de cuarentena.

Vía | Público

Foto | iStock

En Bebés y Más | Autismo en niños

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios