Compartir
Publicidad

Rompamos juntos las barreras por el autismo: cómo podemos ayudar a los niños con este trastorno

Rompamos juntos las barreras por el autismo: cómo podemos ayudar a los niños con este trastorno
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según los estudios más recientes, uno de cada 150 niños en edad escolar es diagnosticado de Trastorno del Espectro Autista (TEA), un trastorno neurobiológico del desarrollo que se manifiesta durante los primeros años de vida y que perdura a lo largo de todo el ciclo vital.

Hoy celebramos el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, y el lema elegido para la campaña de este año es "Rompamos juntos barreras por el autismo. Hagamos una sociedad accesible". Y es que, por desgracia, son muchas las barreras a las que todavía se siguen enfrentando los niños con autismo, pero está en manos de todos ayudar a derrribarlas.

Barreras de detección y diagnóstico

Para muchas familias esta es la principal barrera a la que se enfrentan sus hijos, ya que actualmente no existe ningún marcador biológico reconocido que permita diagnosticar rápidamente el autismo. Por ello, en ocasiones el diagnóstico llega tarde, tras meses (o incluso años) de sospechas y consultas infructuosas.

A pesar de que a partir de los 12 meses, o incluso antes, ya pueden aparecer síntomas de alerta, muchos padres se encuentran con opiniones del entorno que les tachan de "alarmistas" o "exagerados", o incluso con el consejo de esperar a ver cómo va evolucionando el niño.

Sin embargo, según los expertos, "esperar" es precisamente lo que hay que evitar, ya que un diagnóstico y tratamiento tempranos mejorarán el pronóstico del niño.

Barreras en atención temprana y educación

Pero una vez diagnosticado el autismo por parte de un equipo multidisciplinar, las familias se encuentran de nuevo con barreras relativas a la atención temprana y educación que debería recibir el menor.

Y es que es fundamental para el tratamiento de los niños con TEA facilitar una atención temprana, flexible y personalizada, que combine tanto servicios sociales, como educación y salud. Así mismo, los padres deben recibir la debida información, medios y recursos para abordar este trastorno.

En lo que respecta a la educación, los niños con TEA tienen derecho a estudiar en un colegio ordinario pero debidamente preparado para responder a sus necesidades educativas, prestándoles una atención personalizada, inclusiva y de calidad en sus distintas etapas, y combinando la educación ordinaria con apoyos y aulas TEA.

Barreras en integración social y accesibilidad

Para los niños con autismo, acciones tan cotidianas como ir a una peluquería o a un centro comercial, esperar a ser atendido por el pediatra en una sala abarrotada de gente, o el exceso de ruido o luces, son situaciones muy molestas y que pueden llegar a alterarles.

Por eso, las familias de niños con autismo no se cansan de pedir comprensión, concienciación y sensibilidad, instándonos a todos a ser solidarios, respetuosos y a tratar a las personas con autismo como iguales, tendiéndoles la mano y ayudándoles en su integración.

Todos podemos hacer mucho por los niños con autismo, educando a nuestros hijos en el respeto y la tolerancia a los demás, eliminando las etiquetas, e informandónos, e informándoles, sin prejuicios acerca de este tipo de trastorno.

Porque con nuestro ejemplo, educación y empatía podemos eliminar una de las principales barreras sociales a las que se enfrentan estos niños.

Barreras en empleo y vida independiente

Una de las mayores preocupaciones de los padres de niños con autismo es saber qué será de sus hijos cuando ellos no estén, o si podrán vivir de manera independiente en un futuro. Para ello, es importante que las familias reciban la máxima información y asesoramiento, con el fin de entender cuáles son las necesidades de sus hijos, ahora y en un futuro, y cuál es la mejor forma de apoyarles.

A nivel social se debe facilitar el acceso de las personas con TEA a una formación continuada, así como al empleo, ofreciendo apoyos necesarios y alternativas a través de itinerarios personalizados y coordinados por las diferentes administraciones implicadas.

Igualmente, se debe promover el acceso de las personas adultas con TEA a la independencia respecto del hogar familiar, disfrutando de los recursos y apoyos necesarios para ello.

Todos formamos la sociedad en la que vivismos, por lo que está en manos de todos (cada uno desde nuestra pequeña parcela de acción) evitar los obstáculos a los que se enfrentan las personas con TEA. ¡Rompamos las barreras! Apostemos por la integración y hagamos una sociedad accesible.

Más información | Día Mundial del Autismo, Confederación de Autismo de España

En Bebés y Más | Así ve el mundo un niño con autismo: ponte un minuto en su lugar, Los niños con autismo sufren con la pirotecnia: antes de usarla, piensa en ellos, Por una integración real: #tiendelamano al autismo, Suspende todo, tiene autismo y sus profesores le escriben para felicitarle, El autismo en bebés y niños: todo lo que hay que saber, Si existen servicios y no se conocen, ¿de qué sirven? Guía de recursos para las personas con TEA de la Comunidad de Madrid

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos