Compartir
Publicidad

Obligan a un niño de siete años con autismo a llevar un chaleco reflectante en el patio para diferenciarlo del resto

Obligan a un niño de siete años con autismo a llevar un chaleco reflectante en el patio para diferenciarlo del resto
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bastante duro es para un niño con autismo (TEA) sentirse diferente y hacer frente a sus miedos para convivir con otros compañeros en el colegio, para que además le señalen.

Eso es lo que le ocurre a Charlie, un pequeño de siete años de Reino Unido, a quien obligan a usar un chaleco reflectante cuando sale al patio, para que todos sepan que tiene TEA.

Su madre cuenta en su página de Facebook que nadie la advirtió desde el centro de esta medida, que considera "totalmente discriminatoria". Una opinión que también comparte el pequeño.

"Es una medida totalmente discriminatoria"

El dos de abril, hace menos de una semana, se celebraba el Día Mundial del Autismo, para dar visibilidad al Trastrono del Espectro del Autismo (TEA). De origen neurobiológico, afecta a la configuración del sistema nervioso y al funcionamiento cerebral, dando lugar a dificultades en dos áreas principalmente: la comunicación e interacción social y la flexibilidad del pensamiento y de la conducta.

El TEA no lleva asociado ningún rasgo físico diferenciador (solo se manifiesta a nivel de las competencias cognitivas de la persona y del comportamiento), así que en la Escuela Primaria de Cherry Lane, en Reino Unido, han decidido señalar a uno de sus pequeños alumnos con TEA, para diferenciarlo del resto.

Su madre, Joanne Logan, ha decidido contar este caso en su página de Facebook, donde define las acciones del centro como "repugnantes" y "discriminatorias". Explica que, ya sabía que a veces no dejaban salir al patio a su hijo Charlie, porque le acusaban de hacer daño a otros niños, nadie la informó de que iban a ponerle un chaleco para diferenciarle el resto. De hecho se enteró cuando el niño se lo contó y es el único que lo lleva.

Espera que el caso de Charlie se conozca para ayudar a otros padres y niños con necesidades especiales. De hecho, Joanne sabe bien a lo que se enfrenta, ya que tiene cinco hijos y cuatro de ellos tienen autismo, ya que aunque no se conoce qué lo causa se sabe que tiene un importante componente genético.

También Charlie ha querido contar cómo se siente, y en el vídeo que incluye la publicación de su madre en Facebook, explica que "Me siento mal, destaco. No es correcto y me siento discriminado".

Tal y como explica Joanne en la red social, esto ocurrió ya el año pasado. Después de que los periódicos lo publicaran, Joanne decidió denunciar al centro. Explica que no busca beneficios económicos y que quiere seguir adelante porque "Charlie fue discriminado y nunca debería haber pasado. Lo señalaron y aquí es donde comienza la exclusión y la intimidación. Las escuelas necesitan cambiar y también el sistema judicial".

Esperemos que no tengamos que volver a hablar de un hecho similar. Es un niño, y además muy pequeño, y el colegio debe ser integrador no exclusivo. Al menos esa es mi humilde opinión, aunque cada uno es libre de pensar lo que quiera.

Fotos | Facebook Joanne Logan En Bebés y Más | Una innovadora plataforma 3D permite diagnosticar a un niño con autismo en solo 60 minutos, Unos padres se hacen el mismo tatuaje en honor a su hija con autismo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio