Publicidad

Nacen en Costa Rica los primeros sextillizos de la historia del país

Nacen en Costa Rica los primeros sextillizos de la historia del país
1 comentario

O al menos los primeros de la historia conocida, pues no había ningún parto documentado en el país en el que hubieran nacido seis bebés, como sucedió hace dos días en Costa Rica, cuando nacieron los sextillizos más famosos del momento.

Digo famosos porque aunque es probable que no los conozcáis, allí llevan tiempo oyendo hablar de ellos, de cuál era el seguimiento a la madre, de cuáles los preparativos para el parto, del gran número de profesionales que se han movilizado para el evento con el objetivo de que todo saliera bien, etc. ¿Queréis saber más sobre estos cuatro niños y dos niñas? Pues seguid leyendo, que os contamos su historia.

Pero, ¿son concebidos naturalmente o por fecundación in vitro?

Seguro que os estáis haciendo esta pregunta, que es la misma que me hice yo cuando oí hablar de ellos por primera vez. Claro, si fueron concebidos naturalmente el milagro (o el suceso) es más impactante por ser fruto de la naturaleza, pero si hablamos de fecundación in vitro, cuando los óvulos son fecundados en un laboratorio y luego implantados en el útero materno, el asunto pierde bastante magia.

Pues bien, ni una cosa ni la otra. La pareja llevaba diez años casada y tuvieron un bebé que murió al nacer. Decidieron entonces optar por pedir ayuda profesional y ésta llegó mediante el método más simple, el que vendría después de ver que de manera natural no se consigue un embarazo o en caso de que sea preciso controlar algún factor del esperma antes de la concepción: la inseminación artificial.

Como seguramente ya sabréis, este método consiste simplemente en introducir espermatozoides en la mujer en el momento justo de la ovulación, mediante instrumentos especializados, para solventar las posibles barreras o problemas que están dificultando la gestación. Vamos, que lo habitual en caso de inseminación es que se geste un bebé, porque no se implantan varios óvulos ni nada por el estilo como en la fecundación in vitro: solo se deposita esperma y se espera a que éste fecunde el óvulo de la mujer. ¿Qué paso en este caso? Pues lo que nadie esperaba, en vez de un bebé, se inició la gestación de seis.

Cómo fue todo

Todo empezó en la semana 25, cuando vieron que era necesario controlar el embarazo y cuando empezaron a hacer los preparativos en el hospital, con el fin de atender a la madre y a los bebés de la mejor manera. El futuro parto se hizo importante por momentos y, como anécdota graciosa, decir que los médicos optaron por hacer un grupo de WhatsApp para estar permanentemente en contacto e ir definiendo el protocolo. "La media docena", lo llamaron.

Crearon varios equipos de atención que se harían cargo de la madre y de cada uno de los bebés y en total llegaron a sumar hasta 50 profesionales que estarían pendientes de que todo saliera bien, muchos de ellos ayudando de manera desinteresada. Estaba la mamá, Silvia Villegas, de 34 años, de 28 semanas cuando los médicos consideraron que era ya el momento de actuar. Al parecer, el espacio era ya mínimo, el útero estaba ya tan dilatado que temían que se produjera una rotura, la mamá tenía algunas dificultades para respirar bien y los bebés podrían empezar a competir entre ellos por los recursos disponibles, así que creyeron que debían hacer ya la cesárea.

La primera en salir fue una niña, a la que acompañaron otra hermana y cuatro hermanos. La intervención duró una hora y todos los bebés pesaron entre 900 y 1.100 gramos. Para garantizar su salud, y dado que las primeras 72 horas son cruciales, optaron por trasladarlos a otros centros donde podrían recibir una atención máxima. Tres se quedaron en el hospital en que nacieron, el Hospital México, dos se trasladaron al Hospital de la Mujer y uno al hospital San Juan de Dios. Para los padres, obviamente, fue una separación muy dura, pero los profesionales decidieron primar la salud y supervivencia de los bebés y garantizar una atención personalizada y completa a todos ellos.

Esperemos que todo les vaya muy bien, que puedan estar pronto todos juntos y que los seis bebés salgan adelante sanos y crezcan felices. No todos los días nacen niños capaces de decir que "mis hermanos y yo batimos el récord del parto más numeroso del país", así que desde aquí les mandamos nuestros mejores deseos.

Más información | La Nación
Foto | iStock
En Bebés y más | Foto de sextillizos que causó sensación en internet, Los padres de los sextillizos más famosos del mundo gastan 52 pañales al día (y cuatro horas para ponerlos), La madre de unos sextillizos les llama Audi, Porsche, Mini, Volkswagen, Fortune y Fiat

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios