Compartir
Publicidad
Publicidad

Myriam, madre de alquiler de un bebé catalán, explica por qué lo hizo

Myriam, madre de alquiler de un bebé catalán, explica por qué lo hizo
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace cosa de un año Myriam, una mujer norteamericana de 39 años, dio a luz a un bebé catalán, hijo de una pareja homosexual, a través de la maternidad subrogada, acción más conocida como “vientre de alquiler”.

La noticia es “noticia”, precisamente, porque en España no es legal ceder el útero para gestar un bebé ajeno mientras que en Estados Unidos sí y por eso, pese a que Myriam no tiene reparos en explicar por qué ha cedido su vientre hasta en dos ocasiones, se extraña de tener que argumentarlo.

Ella explica que cedió su útero como otros dan su riñón. Como ella sólo puso el recipiente y no el óvulo, siempre tuvo claro que el bebé que gestaba no era suyo. El aliciente es que en su útero “albergaba la felicidad de otros”.

En Estados Unidos, como comentamos, es una práctica conocida. Myriam, madre de dos niñas, ya fue madre subrogada años atrás cuando una amiga suya le dijo que no podría tener hijos y ella se ofreció para ello. En esa ocasión nació Sofía, que ahora tiene cuatro años.

La experiencia le resultó tan positiva que se convirtió en asesora de otras madres de alquiler hasta que sintió la necesidad de repetir la experiencia. Entonces, a través de la agencia Circles, conoció a Eduard y Vicent, una pareja homosexual de Barcelona que llevaba tiempo pensando en tener un hijo (algo casi imposible a través de la adopción internacional si tenemos en cuenta que muchos países no permiten la adopción a parejas homosexuales ni a hombres solos). Un año después, los padres y Joan regresaron a España.

Ahora, un año después, se han reunido los dos padres y la madre subrogada y han explicado su caso y las dificultades contractuales y económicas (el proceso les ha costado unos 65.000 dólares) que supone tener un hijo con una mujer que cede su útero. En cualquier caso, la pareja rehúsa hablar de dinero, más cuando miran a su hijo Joan y ven “como está de bonito”.

Creo que lo más reseñable de la noticia son los motivos de Myriam para ser madre de alquiler en dos ocasiones: hacer felices a dos personas. Según explica, hay momentos imposibles de explicar y describir y ver las caras de unos padres cogiendo a aquel bebé que sin su ayuda no habría nacido, es uno de ellos.

Vía | La Vanguardia
En Bebés y más | Vientre de alquiler o maternidad subrogada: legalidad en el mundo, Buscan un vientre de alquiler, piden la legalización en España, Madres de alquiler, úteros de alquiler, ¿cuál es tu opinión?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos