Compartir
Publicidad

Muere un bebé aplastado en la cama de sus padres (sin embargo es mentira)

Muere un bebé aplastado en la cama de sus padres (sin embargo es mentira)
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta noticia es del día 16 de Marzo pero no he querido publicarla hasta que se supieran todos los hechos de lo sucedido para no sesgar la información. Los periódicos y medios no pueden tomarse la libertad de esperar hasta tener todos los datos, sin embargo, y ahí va mi crítica, sí pueden mostrarse prudentes a la hora de hacer ciertas afirmaciones.

Un bebé de dos meses falleció mientras dormía la siesta con sus padres. Al parecer se acostaron todos juntos en la cama como venían haciendo desde que naciera y al despertar se dieron cuenta que no respiraba.

Acudieron al Hospital Clínico donde los médicos, que no pudieron hacer nada por el bebé, avisaron al 091 para que investigaran el suceso. Según las declaraciones oficiales de la policía el bebé podría haber muerto “por accidente o por imprudencia”.

Las primera hipótesis apuntaba a que podría deberse a un caso de aplastamiento o asfixia por parte de los padres quedando a la espera de los resultados de la autopsia para confirmarla.

La autopsia reveló, en noticias del día siguiente, que el fallecimiento fue debido al Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL), es decir, ni murió asfixiado, ni murió aplastado.

Sin embargo los medios de comunicación se agarraron a la hipótesis previa afirmando que un bebé había fallecido por asfixia añadiendo, algunos de ellos, falacias que acompañasen a la afirmación.

Veamos qué titulares utilizaron los periódicos para hablar de la noticia:

  • Las provincias: “Un bebé de dos meses muere al ser aplastado cuando dormía con sus padres en Valencia”. Éste fue el titular original, que en algún momento durante estos días ha sido sustituido por “La Policía investiga las causas de la muerte del bebé de dos meses en Valencia, que pudo fallecer por accidente”, no hay más que mirar la información de la ventana que ofrece el navegador de internet que utilicemos para ver el titular original.
  • 20 minutos: “Investigan si un bebé de dos meses murió aplastado por sus padres por accidente”. Este diario deja el tema abierto y asume que de momento sólo pueden ofrecer la hipótesis oficial.
  • El mundo: “Investigan la muerte del bebé de 2 meses al que aplastaron sus padres”. Ni hipótesis ni mandangas, lo investigan, pero no sé ni para qué, porque ellos ya saben que lo aplastaron. De hecho en la redacción de la noticia podemos leer “El bebé fue aplastado por uno de sus progenitores mientras dormía en la cama con sus padres”, así, palabras del periodista en plan me lo invento “porque yo lo valgo”.
  • El País: “La Policía investiga la muerte de un bebé”. Para mí el más escueto, el menos sensacionalista y el que trata la noticia desde el respeto por lo trágico del suceso. En ningún momento hablan de aplastamiento.
  • Diario de León: “Unos padres asfixian a su bebé por accidente cuando dormía la siesta”. En la línea de los redactores del mundo. La hipótesis se transforma en hecho real incluso en la noticia: “Unos padres asfixiaron accidentalmente el domingo a su hijo de dos meses mientras dormían la siesta en su domicilio…”, en el párrafo siguiente dejan caer que falta confirmar la hipótesis, pero la afirmación ya la han soltado.
  • La Voz de Galicia: “Una pareja asfixia a su bebé sin darse cuenta durante una siesta”. También da por cierta la hipótesis y dan rienda suelta a su imaginación con un “al parecer, uno de ellos se giró mientras dormía aplastando al niño, que estaba acostado en medio de la cama”.

Como veis muchos diarios se aferran a lo que pueden para que el titular sea lo más sorpresivo y sensacionalista posible y me molesta en sobremanera que hagan uso de tales estrategias cuando la noticia está relacionada con la muerte de un bebé y cuando la elección de según qué titular provoca la culpabilización de los padres (sin tener culpa alguna).

colecho.jpg

Esta noticia ha hecho que todos los padres que colechamos quedáramos a la expectativa de ver cuál era el resultado de la autopsia y de poder tener más datos de la noticia. Primero para conocer el porqué, en caso de haberse tratado de una asfixia, y segundo para defender nuestra postura en caso de que alguien utilizara la noticia como argumento.

El colecho es una práctica muy extendida en el mundo, que es segura si se siguen ciertas normas y recomendaciones y que pasa a ser peligrosa si se obvian.

De haberse confirmado la hipótesis de asfixia se debería valorar en qué condiciones dormían los padres con su bebé para evitar conclusiones precipitadas del tipo “el colecho es peligroso per se”.

Este tipo de afirmaciones son las que los papás que colechamos hemos temido tras leer la noticia. Desconozco si a otras personas les ha pasado, pero a mí sí. Me tomo la libertad de explicarlo por si a alguien le interesa.

Ayer mismo una compañera de trabajo con la que he debatido a menudo sobre el colecho (sin llegar nunca a un acercamiento de posturas) utilizó la noticia como argumento contra el colecho.

No hubo problema, pues ya sabía que la autopsia dictaminaba una muerte súbita (dato que ella desconocía), pero me pareció poco respetuoso por su parte porque yo no argumento mi defensa del colecho con noticias de bebés que fallecen en sus cunas, que los hay.

Es más, tengo un argumento fabuloso que nunca me ha fallado: “El colecho es maravilloso, porque en mi casa nos gusta a todos”.

Vía | Las Provincias, ADN
En Bebés y más | Colecho y muerte súbita según las asociaciones de Pediatría, “El 80% de los niños duerme en compañía”, Rosa Jové, Los lectores de Bebés y más están más a favor del colecho que en contra, conclusiones de la encuesta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos