Compartir
Publicidad

¿Moneda al aire para decidir el apellido del bebé?

¿Moneda al aire para decidir el apellido del bebé?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La controvertida futura ley del Registro Civil propone que los padres acuerden el orden de los apellidos del niño, pero parece no haber un consenso en cuanto a cómo solucionar el problema cuando papá y mamá no llegan a un acuerdo. Se planteaba como solución recurrir al orden alfabético, pero los expertos creen que lanzar una moneda al aire para decidir el apellido del bebé es más objetivo.

Lo que se pretende con la nueva ley es eliminar la prevalencia del apellido paterno, permitiendo a los padres elegir de común acuerdo cuál es el apellido que quieren dejar en primer lugar cuando se inscribe a un recién nacido. Con la condición de mantener ese orden con todos los hijos.

El artículo 49 de la nueva ley dice:

"En caso de desacuerdo o cuando no se hayan hecho constar los apellidos en la solicitud de inscripción, el Encargado del Registro Civil determinará el orden de los apellidos según su orden alfabético".

Como era de esperar, la propuesta ha desatado un encendido debate. Establecer los apellidos por orden alfabético no acaba de convencer, entre otras cosas porque se cree que al cabo de muchas generaciones los apellidos de los últimos lugares del alfabeto acabarán desapareciendo.

Cinco posibles soluciones

Los padres estamos cada vez más perdidos. Y los políticos que discuten la ley en fase de enmiendas, también. La cuestión parece enredarse cada vez más en el Congreso. En las enmiendas, los diferentes partidos políticos han presentado hasta cinco fórmulas alternativas al orden alfabético en caso de desacuerdo entre los padres.

Se propone:

  • 1) La supresión del cambio legal, es decir, suprimir el criterio de establecimiento del orden de apellidos y seguir como hasta ahora.

  • 2) Establecer en primer lugar el apellido menos frecuente según los recuentos del Instituto Nacional de Estadística.

  • 3) Definir el orden de los apellidos por sorteo.

  • 4) Que el orden de los apellidos no siga el alfabeto automáticamente, sino que se introduzca algún elemento aleatorio. Que el funcionario decida el orden utilizando un criterio de orden alfabético ascendente o descendente de manera alternativa. Es decir, que el encargado del Registro priorice en una inscripción el apellido cuya letra inicial se sitúe antes en el alfabeto, y en la siguiente inscripción prime el apellido cuya letra inicial sea posterior. Esto haría que hubiese más rotación de apellidos.

  • 4) Por último, se ha sugerido añadir la conjunción copulativa 'i' entre los apellidos cuando así se solicite.

Lanzar una moneda al aire

¿Os imagináis en el Registro Civil lanzando una moneda al aire para decidir el apellido que llevará vuestro hijo? Suena extraño, pero al parecer en algunos países europeos es un método bastante utilizado.

Según Patricia López Peláez, experta en Derecho Civil, el criterio decisorio de la suerte es la solución pues "no da preferencia a ninguno y tampoco supone que necesariamente se pierda un apellido con el paso del tiempo". Además, cree que resuelve el problema en las familias formadas por dos padres o dos madres.

Opina que en cualquier caso, desde el punto de vista de la igualdad, España es un país más avanzado que otros europeos en los que los hijos sólo llevan un apellido y éste, además, es el del padre, mientras que aquí las mujeres conservan el apellido cuando se casan y lo transmiten a sus hijos.

Ni orden alfabético ni azar

Según un catedrático de matemática aplicada ninguna de las dos fórmulas son la solución.

Atendiendo a un cálculo de probabilidades, cree que todos los apellidos acabarán desapareciendo menos 'Abad'. En algún momento todos los ciudadanos acabarán teniendo el mismo apellido y, además, por duplicado: 'Abad Abad'.

Tampoco confía en que el sorteo sea una solución pues "también traiciona la intuición y no resuelve el problema de permanencia de los apellidos, ya que también seguirán desapareciendo en esta hipótesis".

En general, parece haber sido bien recibida la idea de que los padres se pongan de acuerdo para definir el orden de los apellidos de los hijos, pero lo que no queda nada claro es cómo se resolverá el conflicto en caso de no llegar a un acuerdo. ¿Acabaremos lanzando una moneda al aire para decidir el apellido del bebé? El próximo 4 de mayo, cuando finalmente se vote la nueva ley, sabremos la respuesta.

Vía | El Mundo y Europa Press Foto | nicubunu.photo en Flickr En Bebés y más | Los padres deberán acordar el orden de los apellidos del bebé, ¿Qué apellido le ponemos?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos