Compartir
Publicidad
Publicidad

María, una madre que ha muerto dando muchas vidas

María, una madre que ha muerto dando muchas vidas
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

María era una mamá embarazada que ha dado muchas vidas. Ha muerto por una grave meningitis. Tenía 37 años y estaba embarazada de ocho meses. Cuando llegó al Hospital de Vigo la enfermedad estaba demasiado avanzada y los médicos no pudieron hacer nada para salvarle la vida a ella. Según indican las fuentes ya estaba en coma cuando ingresó y la meningitis era irreversible. Sin embargo hubo tiempo para salvar la vida de su bebé.

Estando ya en coma se hizo una cesárea y nació la pequeña Alba, que sigue ingresada en neonatos, y es visitada por su padre a diario.

María González Agualevada murió sin que se pudiera salvarla, pero no solo dio la vida a la pequeña, sino que también, había dejado claramente especificado que sus órganos debían ser donados. A pesar de su fallecimiento fue también posible cumplir su voluntad, manteniéndola con respiración asistida hasta que la enfermedad fue vencida, y solamente entonces se practicó la intervención que permitirá que otros vivan gracias a ella.

Se trata de una historia muy, muy triste. Pero esta vez la medicina ha podido, en la desgracia, permitir a María ser madre y dar la vida a su hija y dar muchas vidas también. En el dolor, la vida renace. Con estas líneas quiero rendirle mi homenaje emocionado a esta madre.

Via | Faro de Vigo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos