Compartir
Publicidad
Publicidad

La negativa a probar nuevos alimentos podría ser genética según estudio

La negativa a probar nuevos alimentos podría ser genética según estudio
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Según un estudio llevado a cabo por científicos británicos la falta de disposición en los niños para probar nuevos alimentos puede ser en gran parte genética.

Los investigadores de la University College London realizaron el estudio con un grupo de gemelos y en el 80% de los casos la tendencia a no acepatr nuevos alimentos resultó hereditaria.

Según una de las científicas Lucy Cooke, esto puede dar un poco de tranquilidad a los padres, pues la negativa de los niños no es simplemente el resultado de que los padres tengan malas prácticas a la hora de alimentarlos. Sin embargo aclaran que ofreciendo un nuevo alimento a un niño varias veces, este puede llegar a convertirse en un alimento "familiar" por lo que ahí estaría la clave.

Aparentemente tanto los seres humanos como los animales tenemos una tendencia natural a la neofobia, que en la evolución del hombre pudo tener un rol fundamental para evitar el consumo de sustancias potencialmente tóxicas. En el mundo moderno la neofobia tiene un efecto negativo en la variedad de la alimentación, sobretodo en el consumo de vegetales.

Así que lo que nos queda a muchas madres es armarnos de paciencia para lograr incorporar nuevos alimentos a la dieta de nuestros hijos.

Más información | Reuters Vía | Parentdish En Bebés y más | Nuevos alimentos: ¡No quiere ni probarlos! En Bebés y más | La neofobia determina el hábito alimentario de los más pequeños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos