Compartir
Publicidad
Publicidad

La columna de la mujer evolucionó para soportar el peso del bebé

La columna de la mujer evolucionó para soportar el peso del bebé
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Cuando estamos embarazadas hasta nosotras mismas nos asombramos de cómo nuestro cuerpo está naturalmente programado para la reproducción.

También nos preguntamos cómo es posible que podamos soportar, especialmente a finales del embarazo, los 9, 12 o 15 kilos de peso que tenemos extra. Es que el cuerpo humano es una máquina perfecta. El de la mujer se adapta durante el embarazo a cambios espectaculares que afectan su estabilidad y postura.

Leo que un equipo de investigadores estadounidenses explica en la revista Nature la evolución que ha tenido la región lumbar de la columna vertebral femenina diferente a la masculina para que sea capaz de aguantar de la mejor manera posible el peso del feto.

Explican que al comenzar el hombre a andar en dos patas se desplazó su centro de gravedad hacia delante de las caderas por lo que la estructura esquelética y muscular de la mujer tuvo que adaptarse a su nueva postura ergida cuando estaba embarazada.

La clave de que podamos desarrollar nuestras actividades normales con semejante volumen añadido se encuentra en la parte baja de nuestra columna.

La curvatura lumbar que tenemos las mujeres abarca tres vértebras, mientras que en el hombre abarca sólo dos.

Poder cargar el peso extra que llevamos en el embarazo sobre tres vértebras permite aumentar la flexibilidad de esa zona de la columna, que puede llegar a ser hasta un 60% más de lo habitual para compensar el peso desequilibrante del bebé y realinear el centro de gravedad.

Además, las articulaciones de la región lumbar son más grandes y están dispuestas de forma diferente que en los hombres, haciéndola más fuerte para soportar de pie el peso del bebé durante el embarazo y para luego poder aguantarlo en brazos.

¿Se imaginan no poder ni movernos por estar embarazadas? Yo no dejo se asombrarme ante la inteligencia del cuerpo humano que se ha tenido que adaptar para que las mujeres primitivas que estuvieran embarazadas pudieran moverse y así asegurar su superviviencia.

Vía | Ideal.es Más información | Nature

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos