Publicidad

Kiddle y sus filtros ¿qué es más seguro en internet para nuestros hijos, la censura o la educación?

Kiddle y sus filtros ¿qué es más seguro en internet para nuestros hijos, la censura o la educación?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No sé si conocéis Kiddle, se trata de un buscador de internet y ya veis que pretende ser una versión infantil de Google. Está dirigido a la población infantil y juvenil y diseñado para que naveguen en un entorno seguro, pero últimamente se ha levantado polémica por los filtros que ha puesto en sus búsquedas. Y ahí es donde me surge la pregunta ¿esto es seguridad o es censura y es más segura la censura que la educación para nuestros hijos, cuando están navegando por internet?

¿Nos hemos planteado seriamente dónde está el límite? Quizás deberíamos reflexionar sobre si es lo mismo o no prohibir que proteger, porque tenemos claro todos que no siempre podremos estar ahí para ponerle puerta a “su campo", según van creciendo nuestros hijos, ¿pero es la censura el camino?

Lo mismo me equivoco pero creo que el instinto de protección nos surge en el mismo momento en el que cortan el cordón umbilical con nuestros hijos. Ya no estamos ligados físicamente pero si pudiéramos, estaríamos toda la vida tratando de protegerlos. Y a veces esto nos lleva a confundir protección con asfixia y la verdad es que es muy complicado frenar a tiempo

Todo esto viene a raíz de la última polémica sobre la que he leído y que está directamente relacionada con internet, la red de redes, un universo en el que empiezan a querer moverse mis hijos con el vértigo que a mí me produce eso.

Como os decía antes, estamos hablando de Kiddle que se puso en funcionamiento en 2014 y como suele ocurrir con todo, no gustó a todo el mundo por igual. Según reconocen los creadores, recibió muchas críticas y quejas de padres y profesores porque los niños podían encontrar términos como “bisexual”, “homosexual” y “lesbiana”. Kiddle decidió suprimir estos términos entonces, junto a otros como “educación sexual” en pos de la seguridad de los imberbes usuarios.

Kiddle

Ahora la queja viene por lo mismo pero desde el lado contrario, activistas LGTB como el grupo británico “Stonewall” señala que el hecho de no poder encontrar términos como “homosexual”, “lesbiana” o “transgénero” hace que los chicos y chicas que realizan esas búsquedas sin éxito, tengan que hacerlo en otras partes con el peligro de caer en lugares inapropiados que incluso podrían ponerles en riesgo.

Ahora mismo en Kiddle tampoco se puede encontrar nada sobre cantantes como Jennifer López o actrices como Pamela Anderson, aunque según señalan algunos, Kiddle no es infalible a las filtraciones y en varias ocasiones los resultados llevan a portales que no fueron precisamente diseñados para menores de edad.

¿Cuál es el límite?

¿Cuándo decidimos soltarles la mano cuando empiezan a caminar o en este caso a navegar?

Les enseñamos a andar, a lavarse los dientes, a vestirse solos… pero preferimos prohibirles antes de enseñarles a navegar por internet ¿somos conscientes de ello?

Que un buscador, elimine el término “educación” seguido de cualquier adjetivo detrás ¿no debería hacernos sospechar que quizás ese no sea el camino?

Hay cientos de propuestas, ideas, sugerencias e indicaciones desde distintas plataformas, organismos, agencias y publicaciones para que nos tomemos en serio lo de enseñar a nuestros hijos a navegar por internet porque lo que es innegable es que lo van a hacer y de hecho cada vez lo hacen antes, a edades en las que aún son más vulnerables.

Enseñarles a usar las redes sociales y hablarles de la utilidad que pueden darle a cada una y de la privacidad que pueden y deben dar a sus publicaciones.

Interactuar con ellos ¿habéis probado a enviaros mails con vuestros hijos? Por qué no abrirnos un perfil en la misma red social que él o que ella, juntos, a la cara, con sinceridad, sin secretismos y tomando las medidas de seguridad adecuadas para ambas y teniendo en cuenta que ambos vamos a tener cuidado con lo que publiquemos a partir del sentido común, del respeto, de la lógica, de la educación. Los mismos requisitos que usamos en el 1.0 los tenemos que aplicar a la vida 2.0

Tenemos que plantearnos si acotando sus posibilidades les ayudamos o realmente lo haríamos si les educáramos más y mejor, en este como en el resto de aspectos de sus recién estrenadas vidas.

Vía | La Tercera
Fotos | iStockphoto
En Bebés y Más | Las quince cosas que debe saber sobre las redes sociales antes de dejar que tus hijos las usen | La imagen de los menores en las redes

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir