Publicidad

Bronquiolitis, la enfermedad que tiene ingresados a los mellizos de Pablo Iglesias e Irene Montero

Bronquiolitis, la enfermedad que tiene ingresados a los mellizos de Pablo Iglesias e Irene Montero
Sin comentarios

La bronquiolitis es una de las enfermedades más frecuentes en la infancia y la causa de ingreso más frecuente en niños menores de dos años porque sus vías respiratorias, al ser pequeñas, se obstruyen con mayor facilidad.

Este virus respiratorio es el que ha afectado a Leo y Manuel, los hijos mellizos de Pablo Iglesias e Irene Montero, y que ha provocado su ingreso en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Te explicamos por qué aparece y cuáles son sus síntomas.

Nacieron prematuros hace dos años

Leo y Manuel nacieron en julio de 2018, a la 26 semana de gestación, casi tres meses antes de la fecha prevista para su nacimiento, en un parto de alto riesgo, en el mismo hospital en el que hoy permanecen ingresados.

Los bebés permanecieron ingresados en neonatología del Gregorio Marañón hasta el ocho de octubre, cuando fueron dados de alta. A pesar de ser grandes prematuros, con los riesgos que eso implica, su evolución fue muy satisfactoria, por lo que la ministra de Igualdad y el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, han expresado su agradecimiento a los profesionales de ese centro hospitalario en varias ocasiones.

Ahora, sin embargo, Leo y Manuel llevaban algunos días enfermos, y su empeoramiento ha aconsejado su ingreso en el hospital. Así lo explica La Vanguardia, añadiendo que los médicos han decidido que permanezcan allí a pesar de que evolucionan favorablemente. Podrían ser dados de alta en las próximas 48 horas y regresar a su casa.

Por el momento, Irene Montero ha tenido que cancelar su comparecencia prevista para hoy lunes en el Congreso ante la Comisión de Igualdad.

Qué es la bronquiolitis

Esta enfermedad, una de las más frecuentes en la infancia, está causada por el virus respiratorio sincitial (VRS), un virus común y muy contagioso que provoca entre el 60 al 80% de las infecciones respiratorias graves en bebés.

Se transmite cuando las secreciones del niño entran en contacto con las mucosas de otro niño. Por tanto, las manos son la principal vía de contagio. El grupo de mayor riesgo son los lactantes pequeños, los bebés nacidos prematuros o con enfermedades o malformaciones congénitas.

Consiste en una inflamación de los bronquiolos, las últimas ramificaciones de los bronquios, que miden solo 2 mm de diámetro. Al infectarse, se inflaman e impiden el paso del aire, causando insuficiencia respiratoria.

Esta infección dificulta la respiración del niño y debe ser tratada con inhaladores o incluso a veces con corticoides. También es posible que el especialista decida ingresarle entre tres y siete días para administrarle fluidos y oxigenación, sobre todo si es menor de dos años.

Comienza como un catarro de vías altas, es decir un resfriado con tos y mocos, con o sin fiebre. La diferencia es que a los dos o tres días, cuando se supone que debiera mejorar, el niño va empeorando a nivel respiratorio.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Tos

  • Dificultad para respirar (fatiga): observamos que se hunden las costillas y el pecho al respirar. Es un cuadro angustiante.

  • Pitos o sibilancias: silbidos agudos al exhalar

  • Aumento de la frecuencia respiratoria

  • Pérdida del apetito

  • Puede haber fiebre o no. Si la hay, es una fiebre moderada (38º-39º)

  • Los niños pequeños pueden presentar apneas, episodios en los que dejan de respirar por poco tiempo

Aunque Leo y Manuel nacieron en julio de 2018, según su edad corregida aún no tienen los dos años, por lo que su ingreso entra dentro de lo normal, ya que discrepa de su edad real en más de tres meses.

Esperemos que se recuperen pronto y puedan seguir creciendo sanos como otros hermanos mellizos de su edad. Porque, aunque cada año nacen en el mundo 15 millones de bebés prematuros, gracias a los avances médicos, cada vez más prematuros salen adelante, especialmente el grupo de los prematuros extremos, aquellos que llegan al mundo entre la semana 22 y 28 de gestación, como Leo y Manuel y no tienen secuelas.

Vía | La Vanguardia

En Bebés y Más | Los hijos unen a los políticos más allá de sus diferencias: Iglesias y Casado hablan de sus prematuros tras el debate, Bebés prematuros: el miedo y otros sentimientos normales de los padres y madres,

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios