Compartir
Publicidad

Gestación subrogada: España cierra la puerta a la inscripción de bebés nacidos mediante vientres de alquiler en Ucrania

Gestación subrogada: España cierra la puerta a la inscripción de bebés nacidos mediante vientres de alquiler en Ucrania
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La gestación subrogada es un práctica que no es legal en España, por lo que muchas parejas viajan al exterior a hacer realidad su sueño de ser padres. Después de Estados Unidos, Ucrania es el país que más nacimientos de bebés de padres españoles registra mediante vientres de alquiler, donde los costes son considerablemente menores en comparación con otros países.

Pero ya no podrá ser así en el futuro, o de serlo tendrá que ser por otros medios, ya que la Embajada de España en Kiev no autorizará nuevos expedientes de inscripción de niños nacidos mediante gestación subrogada.

Así lo ha anunciado esta mañana en su perfil de Facebook tras el anuncio del Ministerio de Justicia de que quedaba sin efecto la instrucción que oficializaba la inscripción con pruebas de ADN en este país.

Desde 2016 el Ministerio de Asuntos Exteriores desaconseja tajantemente iniciar un proceso de gestación subrogada en el extranjero, y especialmente en Ucrania, debido a posibles irregularidades en ese país, como estafas, mala praxis y deficiente control médico durante las gestación.

En la actualidad hay procesos todavía pendientes de resolverse de familias atrapadas en Kiev que no pueden salir del país por no poder registrar a sus bebés en el consulado y conseguir sus pasaportes para viajar de regreso a casa.

Son 39 expedientes entre los que se encuentran casos de bebés ya nacidos y otros por nacer, que el Gobierno español ha anunciado que se resolverán, pero a partir de ahora se cierra la puerta a futuras inscripciones que quedarían en manos de las autoridades ucranianas.

Reacciones en contra

Las asociaciones que reúnen a las familias por gestación subrogada consideran que no permitir inscribir a los hijos de padres españoles en países donde es una práctica legal y regulada, incumple la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

Hasta el momento se han registrado cada año unos 300 nacimientos bebés nacidos en Ucrania por gestación subrogada, un servicio solo disponible para parejas heterosexuales casadas que acrediten no poder tener hijos o cuyo embarazo supone un riesgo.

A partir de ahora, tras la decisión del Gobierno, el futuro para las parejas que deseen iniciar un proceso de gestación subrogada en Kiev es incierto. La única opción para casos posteriores sería tramitar un documento de viaje o pasaporte ucraniano para los menores que les permita viajar a España y una vez aquí realizar los trámites pertinentes para conseguir la nacionalidad española. Un proceso que podría llevar años.

Vía | El Periódico

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio