Publicidad

Un gato tranquiliza a un niño que estaba sufriendo una crisis sensorial, y el momento captado en vídeo se viraliza

Un gato tranquiliza a un niño que estaba sufriendo una crisis sensorial, y el momento captado en vídeo se viraliza
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Crecer con animales en casa es beneficioso para la salud de los niños, además de repercutir positivamente en su bienestar emocional. Y es que no es la primera vez que nos hacemos eco de mascotas que han ayudado a sus dueños a superar sus miedos e inseguridades, o incluso han contribuido a sentirse mejor durante una enfermedad.

El caso del pequeño Jayden es similar, pues debido al trastorno del procesamiento sensorial que padece, su gatito Kitty se ha convertido en un gran apoyo en momentos de crisis. Así lo hemos visto en un vídeo compartido por su madre en sus redes sociales, que rápidamente se ha viralizado.

Jayden y Kitty, una bonita historia de amistad

Jayden Denton es un niño con necesidades especiales que padece un trastorno del procesamiento sensorial, una dolencia que afecta a la forma en la que el cerebro procesa la información sensorial, provocándole crisis ocasionales.

Las crisis sensoriales hacen que Jayden estalle en rabietas y llantos difíciles de controlar, además de dificultar su relación con otras personas. Pero cuando Kitty, un precioso gato gris llegó a su vida, todo comenzó a ser más fácil para él.

Inicialmente, los padres de Jayden esperaban que Kitty se convirtiera en compañero de juegos para su hijo. Y es que como cualquier otro gato, Kitty tiene un lado curioso y juguetón que arranca las sonrisas del niño y le hace conectar con el mundo que le rodea.

Pero en seguida se dieron cuenta de que Kitty era mucho más que un simple compañero de juegos. Es un amigo fiel que sabe conectar con él en los momentos que más lo necesita.

De este modo, cuando Jayden experimentaba una crisis sensorial, Kitty no huye asustado ante los gritos del pequeño, sino que acude a su lado, ronronea y le lame hasta que consigue calmarle. Su madre captó estos tiernos momentos en un vídeo que ha decidido compartir en su perfil de Facebook, y que demuestra la conexión tan especial entre el gato y el niño.

Niños y animales, protagonistas de emotivas historias

La historia de Kitty y Jayden nos ha recordado a otra similar que os compartimos hace algunos meses, protagonizada por una niña y su perro de raza pitbull. En aquella ocasión, la pequeña sufría ataques de ansiedad como consecuencia de un terremoto, y su perro la acompañaba y acunaba hasta que lograba conciliar el sueño.

Todos conocemos historias de una conexión especial entre niños y mascotas, en donde los animales, gracias a su entrega y especial sensibilidad, son capaces de ayudar a los más pequeños a superar dificultades, protegerles en momentos difíciles, e incluso velar por su salud.

Y es que estos fieles amigos de cuatro patas son en ocasiones mucho más que un simple compañero de aventuras, ayudándoles a superar miedos, a fomentar su autoestima y a sentirse seguros.

Vía The Dodo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir