Compartir
Publicidad

La esperada foto de David Silva junto a su bebé, que nació con 25 semanas

La esperada foto de David Silva junto a su bebé, que nació con 25 semanas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando tu bebé nace prematuro y nada es como esperabas es un duro golpe para los padres, seas el vecino de la esquina o un jugador de fútbol de primer nivel como David Silva.

El jugador español del Manchester City presentó ayer a su hijo Mateo de cinco meses frente a las cámaras en el campo de juego convirtiéndose en el protagonista del encuentro. El momento fue de lo más emotivo, ya que el bebé nació con apenas 25 semanas de gestación, un estado de prematuridad extrema que les hizo temer por su vida.

Cinco meses ingresado

Mateo nació a finales de 2017 mucho antes de lo previsto, con 25 semanas, y debió permanecer ingresado durante cinco meses en la UCI neonatal del Hospital Casa de Salud, en Valencia. Los primeros días fueron especialmente duros, pero el pequeño luchó con todas sus fuerzas aferrándose a la vida y finalmente el 15 de mayo fue dado de alta.

Fueron meses muy duros para la familia, y en especial para el jugador que viajaba constantemente desde Inglaterra a Valencia, donde estaba ingresado su bebé, y tuvo que ausentarse durante varios partidos.

A pesar de la incertidumbre y la dura lucha, en esos momentos las fuerzas salen de donde menos se esperan, y Mateo se convirtió en el motor que impulsó al jugador para seguir adelante.

Mateo es considerado un bebé prematuro extremo, son aquellos que nacen antes de la semana 28 de gestación con una gran fragilidad pero que afortundamente cada vez más salen adelante. La supervivencia en España de los bebés nacidos entre la semana 22 y 28 de gestación se sitúa en aproximadamente un 65 por ciento.

La familia, lo más importante

Ya sea que tu trabajo sea ser jugador de fútbol de forma profesional, cocinero o empleado en una oficina, la familia es lo más importante y cuando ocurre una situación extrema como el nacimiento prematuro de un hijo, es clave que los padres estén involucrados en sus cuidados y recuperación.

No todo el mundo lo entiende, por eso es muy loable el gesto de Guardiola, el técnico del club de fútbol donde juega Silva, quien incidió en varias ocasiones que, más importante que el fútbol, era la familia, y el jugador agradeció su apoyo en los momentos más difíciles.

Al finalizar el partido tras la victoria del equipo, la plantilla entera celebró el triunfo e inmortalizó el momento con una foto junto al pequeño Mateo.

Un momento inolvidable para el jugador, para la familia y para el pequeño Mateo, que cuando sea mayor podrá recordar el cariño con el que fue recibido después de luchar por su vida como un campeón.

En Bebés y más | Es dada de alta sin secuelas una bebé prematura nacida en la semana 25 y con 700 gramos de peso

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio