Compartir
Publicidad
Publicidad

Es dada de alta sin secuelas una bebé prematura nacida en la semana 25 y con 700 gramos de peso

Es dada de alta sin secuelas una bebé prematura nacida en la semana 25 y con 700 gramos de peso
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde Málaga nos llega una noticia maravillosa y realmente esperanzadora para todos los bebés prematuros que luchan cada día por salir adelante.

Es la historia de la pequeña Sara, una bebé que a pesar de haber nacido en la semana 25 de gestación y con apenas 700 gramos de peso, ha recibido el alta hospitalaria hace unos días, sin ningún tipo de secuela.

El parto se adelantó 15 semanas

En la semana 24 de embarazo, la madre de Sara comenzó a tener problemas y ante el inminente riesgo de parto prematuro fue trasladada al Hospital El Ángel de Málaga, que cuenta con UCI neonatal de tercer nivel.

La pequeña no aguantó mucho más y vino al mundo en la semana 25 de gestación y con 700 gramos de peso; 15 semanas antes de la fecha estimada de parto.

A Sara, se le suministró medicación para acelerar el desarrollo de sus pulmones y durante tres semanas estuvo conectada a una máquina para poder respirar y posteriormente en una incubadora donde continuó su desarrollo cerebral, ocular y del corazón.

Tres meses ha permanecido hospitalizada hasta que hace unos días fue dada de alta con más de dos kilos de peso y un pronóstico muy favorable, ya que no padece ningún tipo de secuela.

En todo este tiempo, la pequeña Sara ha sido alimentada exclusivamente con leche materna, un factor que los médicos han considerado determinante en su excelente evolución.

Bebés milagro

Cada año nacen en el mundo 15 millones de bebés prematuros, y cada vez son más altas las cifras de los que logran salir adelante gracias a la medicina, que avanza de forma espectacular en este campo de la neonatología.

Los bebés nacidos antes de término se clasifican en dos grandes grupos: los prematuros extremos o grandes prematuros (nacidos antes de la semana 28 de gestación), y los prematuros, nacidos a partir de la semana 29.

Los médicos sitúan el límite de la viabilidad en las 23 semanas de gestación y los 400 gramos de peso, aunque desde aquí os hemos compartido historias de pequeños bebés milagro que han salido adelante antes de esta edad gestacional y contra todo pronóstico médico.

Y es que por suerte, cada vez son más las noticias que nos llegan de pequeños luchadores que aún viniendo al mundo antes de tiempo, se aferran a la vida con fuerza y tesón, dándonos a todos una gran lección de esperanza.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos