Compartir
Publicidad

El bebé más prematuro del mundo ha salido adelante

El bebé más prematuro del mundo ha salido adelante
Guardar
7 Comentarios
Publicidad

Casi no hay esperanzas de vida para los bebés nacidos antes de las 22 semanas de gestación, sin embargo estos pequeños grandes luchadores que vienen al mundo precipitadamente a menudo logran sorprendernos. El bebé más prematuro del mundo, una niña alemana nacida a las 21 semanas y 5 días, ha salido adelante y ya está en casa junto a sus padres.

Frieda nació el pasado 7 de noviembre con 28 centímetros y 460 gramos de peso. A pesar de que han nacido bebés con peso más bajo que han sobrevivido, ella es el bebé con menos edad gestacional que ha logrado salir adelante sin ningún riesgo de secuelas, al menos por el momento.

La pequeña tenía un hermano gemelo que murió a los pocos días de nacer, mientras que ella ha permanecido cinco meses y medio ingresada en el hospital en un ambiente totalmente aséptico, con asistencia respiratoria y siendo alimentada por el ombligo hasta que alcanzó los 3,5 kilos de peso y 50 centímetros. Según los médicos, la niña se desarrollará normalmente como cualquier otro bebé.

Cada vez hay más bebés prematuros extremos que logran salir adelante, con secuelas mínimas o incluso sin secuelas como el caso de Frieda. Pero lamentablemente hay muchos otros casos con menos suerte que no salen a la luz.

El porcentaje de supervivencia de los nacidos antes de las 24 semanas de gestación es de apenas el 10 por ciento. Entre las principales dificultades a las que se enfrentan estas pequeños se encuentran la inmadurez de sus pulmones, la dificultad para regular la temperatura corporal y la escasa capacidad para asimilar los alimentos del sistema digestivo, además de complicaciones severas como hemorragias intracraneales, anemia o infecciones.

En el supuesto de salir adelante, lo más probable es que queden secuelas como complicaciones respiratorias, psicomotrices, retraso del habla y problemas de audición, entre otras.

Frieda ha desafiado todas las estadísticas y con apenas 21 semanas y 5 días de gestación, lo que la convierte en el bebé más prematuro del mundo ha conseguido salir adelante. Podemos imaginar la angustia por la que habrán pasado sus padres, pero afortunadamente la historia ha tenido un final feliz.

Vía | Google News
Foto | The Local
En Bebés y más | Nacer prematuro: supervivencia, dificultades y secuelas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos