"Dígale que las notas que obtengan no son tan importantes”, las motivadoras palabras de un director de instituto que anima a los padres a valorar a los hijos

"Dígale que las notas que obtengan no son tan importantes”, las motivadoras palabras de un director de instituto que anima a los padres a valorar a los hijos
Sin comentarios

Hablando con mis compañeras de Bebés y Más surgió la reflexión clave: "¡Cuánto camino nos queda aún por recorrer si queremos mejorar la educación!". Y es que a estas alturas de la historia resulta difícil entender que alguien se ofenda porque un director de instituto escriba una motivadora carta a los padres de los alumnos de su centro, animándoles a no juzgar a sus hijos solo por las notas con la intención de quitar presión a los chicos en los exámenes.

Uno de esos estudiantes publicó el escrito que recibieron sus padres en su cuenta de Twitter y se ha hecho viral: eso sí, con opiniones a favor y en contra de sus palabras.

"No le quite ni la dignidad ni la confianza en sí mismo"

Aún recuerdo las pesadillas que me despertaban en mitad de la noche porque según mi subconsciente había suspendido matemáticas, mi asignatura horribilis. De un examen dependía que mis padres me miraran con orgullo o por el contrario, me reprendieran o, aún peor, se avergonzaran de mí. Y eso que nunca llegaron a castigarme, pero sí que notaba cierta competición entre sus amigos a ver quién tenía "el hijo más listo", y no quería defraudarles.

Por suerte la crianza ha evolucionado, dejando a un lado las comparaciones, dando más importancia al crecimiento emocional que al expediente académico en la infancia. Pero lo cierto es que estaba equivocada: sí es cierto que hay colegios que optan por un sistema de enseñanza diferente, en el que los exámenes cuentan poco en la evaluación final. Pero también es verdad, que muchos padres siguen sin entenderlo y no apoyan este tipo de educación.

Solo hay que ver la reacción que han provocado las palabras de este director de instituto en Twitter para entenderlo.

Según explica en su carta, su intención era rebajar la presión por los exámenes que "comenzarán en breve", conocedor de que todos los padres "están muy ansiosos porque desean que les vaya bien, es comprensible".

Hace una reflexión importante sobre la necesidad de no prestar tanta importancia a los resultados de esas pruebas porque hay más valores y cualidades en los adolescentes que responder correctamente a unas preguntas, un día concreto:

"Es muy importante que recuerden, por favor, que entre los estudiantes que se presentarán a dichos exámenes hay un artista, que no necesita entender matemáticas, hay un emprendedor, al que no le importa la historia o la literatura española, hay un músico, cuyas notas de física no le importan, hay un atleta, cuya actitud física es más importante que la química".

Y añade a continuación cuál debe ser la actitud de los padres: “Si su hijo o hija saca buenas notas, ¡Genial! Pero si no lo hace… Por favor, no le quite ni la dignidad ni la confianza en sí mismo”. "Dígale que no pasa nada. ¡Es solo un examen!"

"Dígale que las notas que obtengan no son tan importantes, dígale que le ama y que no le juzgará".

Y termina con esta reflexión: "Lo importante en la vida no es que una persona sea perfecta en todos los aspectos, sino que realmente se apasione en aquello que verdaderamente le llene".

Reacciones a favor

Sin duda, las palabras de este director resumen una actitud necesaria para avanzar en la educación hoy en día, cuando se sigue perdiendo mucho talento creativo y desmotivando a muchos niños por exigir únicamente resultados. Así opinan también algunos de los usuarios de Twitter que respondieron a la publicación de la carta, compartida por otros usuarios.

Incluso alguna opinión de quien se siente identificada en esa carta.

Duras críticas a sus palabras

Es el caso de quien dice ser el padre de un alumno de este instituto y que asegura que va a cambiarle de centro, porque no está de acuerdo.

Y la mayoría aseguran que no estudiar para los exámenes y aprender las asignaturas "imprescindibles" es una equivocación, dando a entender que con la educación emocional se "crean jóvenes ignorantes", incluso algún docente.

Pero también se ven posiciones intermedias:

Fotos | iStock

En Bebés y Más | "Más autocrítica, menos quejas": la reflexión en Twitter de un profesor genera un intenso debate sobre nuestro sistema educativo, Ayudar a los niños a hacer los deberes: cuándo los padres podemos apoyar y cuándo es mejor dejarlos solos

Temas
Inicio