Compartir
Publicidad
Publicidad

Dar vuelta al bebé que viene de nalgas

Dar vuelta al bebé que viene de nalgas
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ha salido en los medios la noticia de que el Hospital de Cruces, en Baracaldo (Vizcaya), ha desarrollado una técnica “pionera” en España que permite modificar la postura del feto dentro del útero cuando está colocado de nalgas, reduciendo en un 54% el número de cesáreas.

Por empezar, la técnica no es nueva, sino una técnica bastante antigua que han rescatado. La maniobra es llamada versión cefálica externa, es decir dar la vuelta al bebé mediante movimientos de las manos sobre el vientre de la embarazada. El médico (con ayuda de una matrona) realiza una maniobra para intentar que el bebé cambie de postura de modo que coloque la cabeza hacia abajo para facilitar el parto vaginal. Sólo puede realizarse después de la semana 37 de embarazo, por si se produjera el parto.

Al parecer el riesgo de la maniobra es muy pequeño. Se realiza sin anestesia en poco minutos y mientras el médico la practica el bebé está controlado a través de un monitor para detectar si pudiera sufrir estrés fetal.

Debemos decir que no todos los bebés que están colocados de nalgas deben nacer obligatoriamente por cesárea. Hay varios caminos antes de recurrir a una cesárea “a la primera”. Además de la versión cefálica externa (en algunas mujeres está contraindicado), también hay ciertos ejercicios que pueden ayudar al bebé a voltearse.

Si no hay manera de darlo vuelta y el bebé continuara en posición podálica, en algunos casos también puede intentarse el parto vaginal, siempre que la madre lo quiera y que el médico considere que no hay riesgo para ella ni para el bebé.

La versión cefálica externa se puede realizar en cualquier mujer con embarazo normal que no haya tenido sangrado vaginal, placenta previa, nivel bajo de liquido amniótico, ruptura de membranas o embarazo múltiple.

¿Cuáles son los riesgos que puede tener esta técnica? Puede producirse un parto prematuro, una ruptura prematura de membranas, una pérdida pequeña de sangre y sufrimiento fetal que puede conducir a un parto de emergencia por cesárea.

Los médicos que practican esta técnica en el hospital de Baracaldo, donde se han evitado 300 cesáreas en los últimos tres años, opinan que la técnica casi no se practica en las maternidades “por desconocimiento, por falta de habilidad o porque es más cómodo hacer cesáreas”.

Aunque en un 70% de los casos puede predecirse, no siempre se consigue dar la vuelta al bebé, o puede conseguirse y que el bebé vuelva a voltearse nuevamente a la posición de nalgas.

La técnica no es infalible, pero es una opción más para evitar una cesárea, de la que tanto se abusa y que supone un mayor riesgo para la madre y el bebé.

Vía | Terra Más información | Familydoctor | Cochrane Más información | University of Maryland En Bebés y más | ¿Hay abuso de partos por cesárea? En Bebés y más | Un bebé que viene de nalgas En Bebés y más | Ejercicios para que el bebé se de la vuelta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos