Publicidad

Condenan a un madre a dos meses de cárcel por abofetear a su hijo de 10 años por no querer ducharse

Condenan a un madre a dos meses de cárcel por abofetear a su hijo de 10 años por no querer ducharse
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A pesar de que durante muchos años se utilizaron como un método para corregir y educar a los niños, está más que comprobado que los azotes o castigos físicos no sirven, e incluso causan daños a largo plazo a los niños.

Actualmente muchos países prohíben los golpes como método para corregir a los niños, y hemos sabido de padres y madres que van a juicio a causa de golpear a sus hijos para corregirles. El caso más reciente ha sido el de una madre en Pontevedra, quien fue condenada por darle dos bofetadas a su hijo de 10 años.

De acuerdo con información de La Voz de Galicia, la situación fue la siguiente: madre e hijo se encontraban en casa y cuando ella le pidió que se bañara, el niño no quiso. Tras discutir, la madre dio dos bofetadas al niño, lo que ocasionó eritemas en sus mejillas.

Todo esto ocurrió en mayo de 2018, pero recientemente el caso fue llevado a juicio porque la madre fue denunciada. Como resultado, la Audiencia Provincial de Pontevedra la condenó a dos meses en prisión por un delito de maltrato en el ámbito de la violencia doméstica, con la opción de sustituir la condena por trabajos comunitarios debido a que carece de antecedentes.

Pero además de esta sentencia, también le fue impuesta una orden de alejamiento, en la que durante seis meses no puede estar a menos de 200 metros de su hijo.

Durante el juicio la defensa de la madre consideró que su comportamiento debía entenderse amparado dentro del derecho de corrección, pero esto fue rechazado y se fundamentó la condena diciendo que: "La reprensión ante una eventual desobediencia de la menor nunca puede justificar el uso de la violencia que el acusado ejerció".

A pesar de que diversos medios dieron la noticia, no se especifica quién ha sido la persona que denunció a la madre, pero se sabe que el niño recibió atención médica justo después del incidente, aunque no necesitó tratamiento médico posterior.

Otros padres que han sido castigados por la ley

​ Aunque pueda resultar polémica la noticia, este no es el primer caso de un padre o madre que es condenado por castigar físicamente a sus hijos. Hace algún tiempo el Juzgado de lo Penal número 1 de Almería condenó a siete meses de prisión a un padre por pegarle a su hija de 15 años por llegar tarde a casa.

También, una madre fue denunciada por darle un bofetón a su hijo de 11 años, aunque eventualmente fue absuelta porque de acuerdo con el juez, su reacción estaba justificada. Un caso más reciente, y desafortunadamente trágico, sucedió en Japón, país en el que después de que dos niños murieran a manos de sus padres, finalmente se prohibieron los castigos físicos.

Muchas personas no lo saben y quizás la noticia de la madre condenada a prisión y con orden de alejamiento pueda sorprenderles, pero en España pegar a un niño es un delito, tal y como se indica en el artículo 153, donde sanciona explícitamente todo tipo de violencia ejercida en el hogar contra los niños con "pena de prisión de seis meses a un año o de trabajos en beneficios de la comunidad".

Foto | iStock
Vía | La Vanguardia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir