Publicidad

Una clínica de fertilidad le implantó dos embriones equivocados y dió a luz a los hijos de otras parejas

Una clínica de fertilidad le implantó dos embriones equivocados y dió a luz a los hijos de otras parejas
14 comentarios

Publicidad

Publicidad

Una pareja de Nueva York llevaba años intentando lograr un embarazo sin éxito, hasta que acudieron a una clínica de fertilidad de Los Ángeles para cumplir su sueño de ser padres. Y lo consiguieron, pero no de la forma que esperaban. Un grave error ha hecho que le implanten dos embriones equivocados y que la mujer diera a luz a los bebés de otra pareja.

Esperaban dos niñas, pero en cambio nacieron dos bebés varones, a los que luego tuvieron que ceder a sus respectivos padres biológicos.

Esperaban dos niñas y nacieron dos niños

Los padres asiático-americanos aseguran que gastaron más de 100 mil dólares (más de 89 mil euros) en servicios de fertilización in vitro para lograr concebir. Comenzaron el tratamiento a principios de 2018, cuando se recolectó esperma y óvulos de ambos, que dieron lugar a cinco embriones, cuatro de los cuales eran niñas.

El primer intento no tuvo éxito, pero la segunda vez, en septiembre de 2018, lograron el embarazo. Durante uno de los controles, la ecografía determinó que esperaban dos niños, lo que confundió a la pareja, pues solo había un embrión masculino que no le había sido transferido, según afirma la demanda.

En el parto, que se produjo en marzo, la confusión aumentó al descubrir que habían nacido dos niños en lugar de niñas y que ninguno era de ascendencia asiática.

Decidieron entonces iniciaron un proceso judicial contra la clínica CHA Fertility, un centro de lujo en Los Ángeles, que según la pareja estaba al tanto de la confusión e intentaron ocultarlo.

Un "contratiempo inimaginable"

fertilizacion-vitro

Según la demanda, las pruebas genéticas confirmaron que los dos bebés que dieron a luz pertenecían a otras dos parejas diferentes, lo que los obligó a entregar a los bebés a sus padres biológicos, que también eran clientes de la clínica. Lo que aún se desconoce es qué sucedió con los dos embriones que debían haberse implantado a la mujer.

La demanda, presentada el 1 de julio, nombra a los copropietarios de CHA Fertility Center, el Dr. Joshua Berger y Simon Hong, como responsables del "contratiempo inimaginable". Los demandantes aseguran que sufrieron daños físicos y emocionales, y les acusan ​​de negligencia médica, negligencia y otros 14 cargos.

Lamentablemente, no es la primera vez que sucede un error tan grave en un proceso de reproducción in vitro.

Ya bastante costoso y estresante es para una pareja someterse a un tratamiento de reproducción asistida, con las incertidumbres, los miedos, la ansiedad que afrontan, como para encima añadir la grave circunstancia de que por fin una vez conseguido, los hijos que tanto desearon no sean sus hijos.

Vía | CNN

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir