Compartir
Publicidad
Publicidad

Cerveza infantil para denunciar la explotación de los más pequeños

Cerveza infantil para denunciar la explotación de los más pequeños
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En marzo 20 supermercados de Brasil expusieron en las estanterías de bebidas alcohólicas estos packs de cerveza para niños, "Beer for kids", en un envase que pretende llamar la atención de los más pequeños, con colores vivos y los típicos dibujos de personajes infantiles que encontraríamos en cualquier envase de chocolatinas, cereales o zumos.

Y que también llama la atención de los mayores, que sufren un choque entre lo que se espera que está destinado a adultos y ese producto cuyos receptores son los pequeños. Pero, ¿qué se esconde detrás de Bilu Bilu, esta cerveza infantil?

La época de Carnaval en Brasil se producen los momentos de mayor alegría, baile y desenfreno. Aunque también es cuando más alcohol se bebe y cuando más abusos infantiles se producen. Por ello la Fundación Telefónica encargó una campaña contra la explotación infantil centrada en la puesta a la venta de una cerveza para niños.

Ha sido la agencia Young & Rubicam la que ha realizado esta campaña de marketing social para crear concienciación sobre la explotación y el maltrato infantil. La idea fue poner a la venta una marca de cerveza especial para niños con el mensaje “Algunas cosas no son para niños” e invitando a las personas a denunciar casos de abuso infantil comunicándose con una línea de atención de la División de Servicios de Protección al Menor en Brasil.

Desde luego el tema de la explotación infantil y juvenil es un tema complicado y delicado en cuanto a la manera de hacerlo público y concienciar a la población sobre su existencia. La agencia apostó por este modo alejado de las imágenes duras, sutil, respetuoso y sobre todo efectivo para llamar la atención sobre el tema.

Por supuesto, la cerveza era falsa. Y aunque se puede pensar que la oferta de esta cerveza puede tener un efecto contraproducente, al animar a los niños a beber como los mayores (del mismo modo que ha sucedido anteriormente con un cava para niños), quiero pensar que los principales destinatarios del producto son los adultos, al situarse en la sección de bebidas alcohólicas.

Aun así, probablemente algún niño viera esos llamativos envases preguntándose qué era o pidiéndolo directamente(y quien vaya al supermercado con los hijos sabrá de lo que hablo), pero ahí se logra también que los padres centren su atención en esta supuesta cerveza infantil.

Y se encuentren con el mensaje de que "Algunas cosas no son para niños", como también el sexo o el trabajo. Se logra un impacto efectivo mediante unas imágenes que se alejan del crudo realismo en una campaña que las agencias especializadas en marketing califican de ingeniosa y exitosa.

Junto a esta campaña, se inició otra más centrada en denunciar la pederastia, mediante cajas de pizza que contenían una piruleta pegada en la tapa junto a las palabras "Un desconocido te ha ofrecido esta piruleta. Pero podría habérselo ofrecido a un niño". La campaña se complementó con espacios en televisión.

Esperamos que esta cerveza infantil para denunciar la explotación de los más pequeños haya tenido su efecto en el fondo del tema: una denuncia de los casos de abusos contra la infancia y una reflexión sobre esa realidad. De momento, han captado la atención de los medios del mismo modo que lo hizo con aquellos que se acercaron a comprar bebidas en Carnaval.

Más información | Hazmerca En Bebés y más | La atracción por el alcohol en la adolescencia, programada desde el vientre materno, Un estudio sugiere que los bebés en gestación adquieren gusto por alcohol, Decálogo de prevención y educación sobre los riesgos del consumo de alcohol en menores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos