Compartir
Publicidad
Publicidad

La atracción por el alcohol en la adolescencia, programada desde el vientre materno

La atracción por el alcohol en la adolescencia, programada desde el vientre materno
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No se sabe a ciencia cierta hasta qué grado puede influir la cantidad de alcohol que consuma la madre durante el embarazo, pero lo que sí se sabe es que no es recomendable bajo ningún punto de vista beber alcohol por las consecuencias que pueda tener en la salud del bebé en gestación.

Pero además de eso, un estudio ha encontrado que la atracción por el alcohol en la adolescencia podría venir programada desde el vientre materno.

Han hallado una "importante relación” entre el consumo de alcohol de la madre durante el embarazo con la atracción del hijo por esta sustancia en la pubertad.

No es el primer estudio que habla de esto. Hace poco más de un año publicábamos que los bebés pueden adquirir gusto por el alcohol antes de nacer y que permanece en ellos durante su infancia y adolescencia.

Sería parecido a lo que ocurre con el tabaco. Las embarazadas fumadoras predestinan a sus hijos a ser fumadores a temprana edad. En el caso del alcohol, los investigadores han hecho un estudio con ratas y han encontrado que la exposición al etanol durante la gestación predispone una atracción hacia el olor de la sustancia en la adolescencia y a relacionarse con otros animales intoxicados, más que aquellos que no han estado expuestos a la sustancia.

Los científicos de la Upstate Medical University creen que el etanol contribuye a desarrollar el sentido del olfato para que el sujeto encuentre más atractivo su olor. La exposición al alcohol durante el embarazo, tanto en ratas como en humanos, cambia la percepción de su olor y su sabor.

No significa que todas las madres que beban durante el embarazo tendrán hijos que beban durante su adolescencia. Al igual que puede salir un adolescente bebedor cuando la madre no ha probado una gota de alcohol en su vida, pero sí que existe mayor atracción hacia la sustancia cuando se ha sido expuesto a ella durante la gestación.

Tanto si pensamos a corto como a largo plazo, la conclusión es cero alcohol durante el embarazo. Durante la gestación es perjudicial para el sano desarrollo del bebé y si encima estamos predisponiéndolo a sentir atracción hacia él durante una etapa de su vida tan vulnerable como es la adolescencia, lo más sensato es alejarse de las bebidas alcohólicas durante el embarazo.

Vía | Adn Más información | Revista Behavior and brain functions (estudio) En Bebés y más | Un estudio sugiere que los bebés en gestación adquieren gusto por alcohol, Absolutamente nada de alcohol durante el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos