Compartir
Publicidad

Bebés nacidos sin un brazo o sin una mano: se enciende la alarma en Francia

Bebés nacidos sin un brazo o sin una mano: se enciende la alarma en Francia
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La agencia pública de Sanidad de Francia ha decidido poner en marcha una investigación nacional para investigar una serie de casos de bebés nacidos sin una mano, sin un brazo o sin un antebrazo, una malformación de la que se tiene constancia en dieciocho de niños que nacieron con estas características en el este del país entre 2000 y 2014.

Se desata la alarma

El mes pasado se empezó a hablar en los medios de estos casos y tras el aviso de una asociación de Remera, una región de Ródano-Alpes, saltaron las alarmas y el Gobierno tuvo que salir a aclararlo. Allí se han registrado nacimientos de bebés con ausencia de uno de sus miembros superiores, sin otra deformidad destacable asociada, anomalías cromosómicas o conductas de riesgo de sus padres, como la ingesta de drogas o alcohol.

La malformación no es genética, ya que la agenesia o el desarrollo defectuoso afecta a una sola extremidad y los casos se concentran en una región específica, lo que lleva a pensar que las causas pueden ser ambientales y que el problema puede llegar a ser más generalizado de lo que se creía.

La agencia de salud pública tenía conocimiento de siete casos reportados, a lo que se suman 11 casos sospechosos en el departamento de Aín (un departamento al este de Francia) entre los años 2000 y 2014.

¿Pesticidas, medicamentos, alimentos...?

Algunos ecologistas sospechan que los pesticidas podrían ser los culpables de estas malformaciones, pero también podría ser algo que comieron o respiraron las embarazadas. "No queremos descartar ninguna pista", apunta el director de la Agencia.

Un estudio previo realizado por las autoridades sanitarias sobre estas anomalías en bebés no se cerró con ningún resultado concluyente, a pesar de que los casos estaban restringidos a un radio 17 kilómetros de la localidad de Druillat.

Podrían deberse a "ciertos productos alimenticios, drogas, sustancias recreativas, alcohol, tabaco y también alertan sobre las toxinas ambientales, sustancias que pueden tener efecto en las mujeres embarazadas y provocar defectos en el cuerpo de los bebés", señalaba el informe. Pero no se ha identificado una exposición común.

Además de los casos registrados en el este de Francia, otros grupos de bebés con malformaciones se han observado en el oeste, en el departamento de Loire-Atlantique, entre 2007 y 2008, y en Bretaña, entre 2011 y 2013, por lo que la cifra global en todo el país se situaría entorno a treinta bebés nacidos con agenesia hasta la fecha.

Esperemos que se conozcan las causas de estas malformaciones y que se puedan prevenir en el futuro. Los resultados de la investigación estarán en disponibles "más o menos en tres meses", informaron las autoridades.

Vía | Sanidad de Francia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio