Compartir
Publicidad

Una bebé es diagnosticada de un retinoblastoma gracias a las fotografías realizadas durante sus vacaciones

Una bebé es diagnosticada de un retinoblastoma gracias a las fotografías realizadas durante sus vacaciones
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una niña británica de tan sólo siete meses fue diagnosticada de un retinoblastoma (cáncer en el ojo) a raíz de unas fotografías que le hizo una fotógrafa profesional en el hotel donde se alojaba junto a sus padres y hermano, mientras difsrutaban de unas vacaciones en familia.

En las instantáneas tiradas con flash se apreciaba una extraña luz en uno de los dos ojos de la pequeña, y cuando la fotógrafa explicó a sus padres que aquel fenómeno no era normal, estos decidieron llevarla de inmediato a su pediatra, donde fue diagnosticada con este tipo de cáncer infantil.

Retinobastoma

Los hechos ocurrieron el pasado diciembre en un hotel de Tenerife, donde la familia inglesa disfrutaba de unos días de descanso. Para inmortalizar aquellos momentos, los padres decidieron contratar los servicios de una fotógrafa profesional, que fue quien dio la voz de alarma.

Y es que cuando la fotógrafa comenzó a revisar el material gráfico, se dio cuenta de que uno de los ojos de la niña salía siempre iluminado con una extraña luz blanca que nada tenía que ver con el punto rojo del flash que a veces se le reflejaba en la otra pupila. Por ello, decidió advertir a sus padres de este hallazgo, quienes muy preocupados llevaron a su hija al pediatra.

La niña fue diagnosticada de inmediato con un retinoblastoma, y sometida a quimioterapia para su tratamiento. En el mes de mayo, cuando la pequeña se hubo recuperado de su enfermedad, la familia volvió a viajar al mismo hotel de Tenerife para agradecer a la fotógrafa que hubiera salvado la vida de su hija.

No es el primer caso

El caso de esta bebé británica nos recuerda a otros similares de los que también nos hemos hecho eco. Y es que resulta cuanto menos curioso que este tipo de cáncer pueda diagnosticarse gracias a una fotografía con flash.

El retinoblastoma es un cáncer que se desarrolla en la primera infancia, antes de los cinco años. Se trata de un tumor canceroso en la retina, una capa de tejido nervioso de la parte posterior del ojo que detecta la luz y envía imágenes al cerebro.

No se ve a simple vista con mirar a los ojos a un niño, sino que para detectarlo se utiliza una luz muy potente que al incidir en la pupila hace que esta se vea de color blanco. Por ello el flash de la cámara de fotos resulta una opción casera, rápida y muy sencilla para comprobar la existencia de esta enfermedad.

No en vano, hace cuatro años la asociación británica Childhood Eye Cancer Trust (CHECT) puso en marcha una campaña en la que explicaba a los padres que si al hacer fotografías con flash a sus hijos comprobaban la presencia de una luz blanca en una de las pupilas, acudieran de inmediato al oftalmólogo.

Lógicamente no se trata de "flashear" los ojos de los niños, pero sí de tener muy presente esta peculiaridad, y no dudar en consultar con el pediatra si observamos cualquier rasgo extraño en sus pupilas a través de una fotografía.

Vía Antena 3 noticias

Foto Daria Shevtsova

En Bebés y Más Detecta un cáncer en el ojo a su bebé gracias a las fotos con flash del móvil, Tienes la herramienta para detectar un retinoblastoma en tu hijo: el flash de la cámara de fotos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio