Publicidad

Amamantar es un derecho: expulsan a una madre de una piscina pública por dar el pecho a su bebé

Amamantar es un derecho: expulsan a una madre de una piscina pública por dar el pecho a su bebé
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Parece mentira que a día de hoy una madre tenga que vivir una escena tan humillante, pero desafortunadamente sigue pasando en algunos sitios públicos. La doble moral que hay en la sociedad sobre los pechos de las mujeres se evidencia en situaciones lamentables, como la que ha sucedido el pasado domingo en una piscina pública del 'Nessler Park Family Aquatic Center', en Texas (Estados Unidos).

Misty Daugereaux es una madre que disfrutaba de un día de piscina junto a sus dos hijos y un sobrino, cuando su bebé de 10 meses se mostró inquieto y ella decidió darle el pecho. Al verla, el socorrista y la encargada de la piscina se le acercaron a pedirle que se cubriera para amamantar a su bebé, o que de lo contrario debería abandonar la piscina.

Al negarse, según relata la madre en un post que compartió de Facebook, la policía se presentó y le pidió que se fuera. Entonces exigió ver el reglamento en el que se estipula que amamantar está prohibido, aunque no se lo enseñaron.

“Yo alimenté a mi primer hijo hasta los 3 años y para mi es importante poder lactar a mi segundo bebé también”, dijo la madre.

La cámara corporal de uno de los policías que se presentó en la piscina grabó la escena, y el vídeo fue publicado en la página de Facebook de la policía de Texas (distorsionado para proteger la privacidad de las personas grabadas):

Se puede ver cómo la encargada de la piscina dice a la policía que la madre tenía los dos pechos fuera, cosa que la madre desmiente.

“Me rompió el corazón ver ese video, no es cierto que me desnudé para alimentar a mi bebé y me parece de muy mal gusto que el oficial haya dicho que me tendría que cubrir con una sábana”, continúo.

Le exigieron que recogiera sus pertenencias y la escoltaron hasta la salida con "lágrimas cayendo por mi cara", relata la madre en Today.com. "Estaba sola, no quería causar una escena y asustar a mis hijos".

Misty no piensa dejar el tema zanjado. Se sintió atacada, discriminada, humillada y considera que no contó con el apoyo necesario en un estado donde la lactancia materna en público está protegida por ley.

Declaró que va a proceder legalmente después de ver el video de la cámara corporal del policía. Por su parte, la ciudad emitió un comunicado en el que pidió disculpas a la mujer y agrega que revisará "las políticas y procedimientos de la ciudad".

El apoyo de otras madres

Al día siguiente, un grupo de madres se presentaron con sus bebés en el parque acuático para mostrar su apoyo a la madre expulsada.

También las redes sociales se inundaron de mensajes de apoyo de otras madres de todo el mundo que se solidarizan con Misty. Hay que hacer visibles historias como esta para que no se vuelva a repetir. La ONU reconoce la lactancia materna como un derecho humano para la madre y del bebé. La madre es la única que tiene derecho a decidir dónde y cuándo alimentar a su hijo.

Vía | Parents

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir