Publicidad

Una nueva técnica láser revela el momento en que un humano del pleistoceno dejó la lactancia

Una nueva técnica láser revela el momento en que un humano del pleistoceno dejó la lactancia
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Los fósiles de los humanos ofrecen mucha información sobre el tiempo en que vivieron, la edad en que murieron y de qué se alimentaban, y esa información se consigue, en gran parte, gracias a las pruebas que se realizan a los restos humanos. En Atapuerca, aquí en España, tenemos uno de los yacimientos que más información sobre la evolución de los humanos nos aporta, cuyos restos datan del pleistoceno medio, aproximadamente hace 400.000 años.

Una vez hallados los fósiles, la ciencia va avanzando y mejorando la capacidad analítica con diversas pruebas, y ahora una nueva técnica láser ha permitido revelar el momento en que un humano de esa época dejó la lactancia materna.

El dueño de ese diente dejó la lactancia entre los 2 y los 4 años

Esta nueva técnica basada en rayos láser ha sido empleada en la Universidad Complutense de Madrid por un grupo internacional de científicos con muestras de dos homínidos del yacimiento de Atapuerca, con la intención de precisar mejor cuál era la alimentación que llevaban a cabo.

Hasta la fecha, para saberlo, se estudiaba la morfología de los dientes fósiles, y según la forma, deducían cuál era el tipo de alimentación principal. Ahora, con esta nueva técnica denominada ablación láser podrán dar un paso adelante y recibir información que hasta ahora era imposible recabar. Además, han analizado muestras de dientes de ciervos y osos.

Tal y como explica Nuria García García, autora del estudio, en Europa Press, uno de los dos dientes humanos fue el que ofreció más información:

Hemos detectado un cambio significativo y brusco en la dieta del individuo. Aunque debemos tomar con cautela la interpretación, esta alteración se produjo en la sección del diente que se forma cuando se produce el destete en los niños, algo que nos parece muy relevante.

Y es que el diente en cuestión, un canino, refleja que entre los dos y los cuatro años de ese humano se produjo un cambio importante en la dieta, que asocian al que se produce cuando un niño deja de recibir leche materna. Obviamente, como solo ha sucedido en un diente, los científicos prefieren no asegurarlo del todo y dejar abierta la posibilidad de confirmarlo con posteriores análisis a otras muestras.

El otro diente, que es de otro humano, un incisivo, no muestra alteraciones a lo largo de la formación del diente, aunque esto no descarta que en su caso hubiera cambios drásticos en la dieta, sino que mientras se formaba el diente no existió esa variación. Al tratarse del incisivo central, que es uno de los que primeros se forman, sostienen que el niño probablemente dejó de ser amamantado después de que el diente estuviera ya listo.

De nuevo, en palabras de García:

Las moléculas que ingerimos cuando comemos se incorporan a todos los tejidos de nuestro cuerpo, incluyendo el pelo, la piel, los dientes y los huesos. Dado que los dientes crecen a lo largo del tiempo, podemos analizar las moléculas para averiguar si ha habido cambios en la dieta.

¿Y los dientes de los animales?

Al analizar los dientes de los animales tampoco observaron grandes variaciones en los análisis. Esto quiere decir que no hubo grandes cambios en su alimentación a lo largo del tiempo, al menos mientras se formaban las piezas analizadas.

Entonces, ¿cuándo se producía el destete natural?

Si necesitamos conocer esta respuesta no la tendremos gracias a este avance, o al menos no por ahora. Hablamos de un solo diente, de un solo humano, que bien podría haber dejado la leche materna entre los 2 y los 4 años porque era la edad en que los niños dejaban de mamar o bien podría ser que, por qué no, su madre falleciera entonces y el bebé dejara de ser amamantado.

Harán falta muchos más dientes y muchos más análisis para tener más información al respecto y, obviamente, hará falta que los científicos quieran dar respuesta a esta pregunta, porque la ablación con láser ya se ha utilizado con anterioridad con Australopithecus de hace tres millones de años encontrados en África con la finalidad de saber cómo era su hábitat.

Así que de momento no hay novedades al respecto y seguimos orientándonos en base a lo que sabemos. Tal y como nos comentó la antropóloga Kathy Dettwyler en una entrevista que le hicimos en el blog la edad natural del destete va desde los dos años y medio a los siete años.

Foto | iStock
En Bebés y más | La edad natural del destete, "Lo mejor para una mujer, su bebé y su familia no siempre será amamantar 5 años", entrevista a la antropóloga Kathy Dettwyler, La lactancia materna según un paleontólogo de Atapuerca

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir