Compartir
Publicidad

Se impartirá el primer máster sobre lactancia materna, ¿y los estudiantes que no lo cursen?

Se impartirá el primer máster sobre lactancia materna, ¿y los estudiantes que no lo cursen?
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días Lola nos comentaba una gran noticia, la Universidad Rey Juan Carlos impartirá el primer máster sobre lactancia materna. Se trata de un plan de estudios que permitirá a los profesionales sanitarios que lo cursen (pueden hacerlo médicos, enfermeras y/o matronas) tener los conocimientos más avanzados en referencia a la lactancia materna.

Ahora bien, el hecho de que se cree el máster me hace dudar, ¿y los estudiantes que no lo cursen? Y con estudiantes me refiero a los de medicina, pediatría, enfermería, etc., que tienen entre sus competencias la promoción de la lactancia materna, la prevención de problemas derivados y la resolución de esos problemas, si se dan, pero cuyos estudios parecen estar lejos de ser capaces de hacer que puedan cumplir esas competencias.

Una buena noticia para aquellos que deberían reciclarse

Imagino a todos los que en la carrera recibimos unas pocas horas de formación en lactancia y aprendimos que la alimentación complementaria se empezaba a los 3 meses, ya con zumo de naranja, y me echo las manos a la cabeza pensando en todos los profesionales que no se han molestado en actualizarse.

Son los que dan las ya comentadas hojas de consejos capaces de acabar con la lactancia de una mujer en un santiamén, si la mujer decide seguir las recomendaciones, o son los que reciben dudas o problemas por parte de las mujeres y dicen cosas sin sentido.

Para ellos, para todos ellos, este máster es una oportunidad genial de recibir formación al respecto. Que ojo, para actualizarse un poco tampoco hace falta, si en realidad basta con saber que no sabes, que es mucho mejor que creer que sabes (muchas lactancias seguirían adelante sólo con evitar consejos erróneos). Hay libros estupendos que hablan de lactancia, hay congresos y hay cursos, como el de asesoras de lactancia que yo hice. Pero claro, hay que tener interés y ganas en ir y tener claro que estas cosas hay que pagarlas, que entiendo que es un esfuerzo, pero es que hay profesionales que si no les pagan los congresos, no van a ellos.

Pero aún falta mucho en las Universidades Españolas

Pues eso, que el máster es una gran noticia y que pronto debería empezar a impartirse en muchas más universidades estatales para que poco a poco los profesionales se vayan actualizando, pero creo que aún falta mucho.

No podemos dejar que el saber avanzado en lactancia se quede en los cursos de máster o en el interés de las madres que se han formado para dar respuesta a aquellas que no la recibían allí donde debían haberla recibido.

Una mujer que amamanta debe tener la información y debe recibir siempre consejos más o menos parejos. No puede ser que la enfermera diga una cosa, el pediatra otra y finalmente tenga que ir a un grupo de lactancia a escuchar a otras madres decirle de qué va en realidad el asunto. No puede ser, porque no todas acaban ahí. Muchas se quedan en el pediatra y la enfermera, viendo como su lactancia se va a pique.

Como enfermero, cada año veo estudiantes que vienen a hacer prácticas de pediatría de la licenciatura de enfermería. Está claro que reciben mucha más formación en lactancia de la que recibí yo, pero cada año ponen todas (suelen ser chicas) la misma cara de asombro cuando empiezo a explicarles cosas de frenillos, posiciones, frecuencias de las tomas, etc. y eso que yo no soy experto, pero aún están lejos del mínimo que sería aceptable para una enfermera.

Los profesionales sanitarios deberían salir de la carrera habiendo recibido muchas horas de formación en lactancia materna. Estamos hablando de la alimentación única de un bebé hasta los 6 meses, de un acto cuya ausencia puede devenir en algunos perjuicios para los bebés y las mujeres y en elevados gastos en nuestro sistema de salud y, por ahora, no llega al 40% el porcentaje de mujeres que logra esa recomendación.

Más lactancia en todas partes

Pues eso, enfermeras, médicos y matronas tienen que llegar el primer día de trabajo sabiendo mucho de lactancia. Pero no solo los que se dediquen a la pediatría, sino también los que se dedican a las personas adultas, porque es la mujer, adulta, la que amamanta.

Que una mujer pueda ir al médico porque le duele el pecho y no reciba la indicación de tomar antibiótico y dejar de amamantar al bebé, sin que nadie le analice la leche. Que vaya por cualquier cosa y reciba un "como estás dando el pecho, no te lo puedo recetar", que no le hagan pruebas compatibles por pensar que no lo son o que no le digan que "mujer, le estás dando el pecho a un niño que ya es grande, déjalo ya y así te puedo tratar".

Es necesario, muy necesario, porque cuantas más personas actualizadas conformen el entorno de una mujer que amamanta más fácil será que más madres den el pecho. Sabemos que el 93% de las mujeres que deja de dar el pecho preferiría no haberlo hecho. Pues seguro que muchas de ellas lo hicieron por un erróneo consejo médico.

Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Ah, ¿pero es que los pediatras no son asesores de lactancia?‏, ¿Cuál es el médico al que deben ir las madres que dan el pecho?, Aviso para madres primerizas: nadie se pone de acuerdo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio