Publicidad

Reino Unido pone en marcha una campaña para animar a las madres a dar el pecho en público
Lactancia

Reino Unido pone en marcha una campaña para animar a las madres a dar el pecho en público

Publicidad

Publicidad

Aunque en ese país es ilegal pedir a una madre que deje de amamantar en un sitio público, más de un tercio de las madres inglesas siente reparo a la hora de alimentar a sus bebés a la vista de los demás, mientras que una de cada cinco no lo hace porque siente que la gente lo desaprueba.

En vistas a los resultados de la encuesta realizada por el Sistema Público de Salud del Reino Unido, han decidido poner en marcha una campaña para animar a las madres a dar el pecho en público sin sentirse culpables o avergonzadas por hacerlo.

La mayoría acepta la lactancia materna en público

encuesta-lactancia-publico

Según la encuesta realizada con más de 2.300 personas, la lactancia materna en público está bien aceptada en términos generales, un 77 por ciento de los encuestados así lo ha expresado, pero depende del sitio donde se practique.

Está peor visto que una madre dé el pecho a su bebé en un restaurante (36%) que en un banco del parque (17%) o en la playa (12%). Curioso que un 66 por ciento vea aceptable que una madre lo haga en un baño público.

Además de estos datos, la encuesta también reflejó que seis de cada 10 madres han tratado de ocultar su lactancia en público, mientras que el 34 por ciento se han sentido avergonzadas o incómodas. Es decir, hay mujeres que desean dar el pecho a sus hijos en público, pero no se sienten libres de hacerlo por miedo a que no sea bien aceptado.

A raíz de estos datos, el Reino Unido ha puesto en marcha la campaña Start4life que ofrece a los nuevos padres información y consejos tanto sobre lactancia materna como salud, crianza y cuidados del bebé en el embarazo, parto y postparto.

Pero hay mujeres a las que no les gusta amamantar en público

lactancia-publico

Es cierto. No todas las madres se sienten cómodas al dar el pecho en público, y por supuesto, es absolutamente respetable. Aunque hay formas muy discretas de hacerlo, sin que se vea el pecho si la mujer siente pudor, hay quienes prefieren taparse o buscar sitios más íntimos para hacerlo.

Lo preocupante es que haya madres que no lo hagan por miedo a ser discriminadas, o tener que aguantar miradas o comentarios desagradables. Lo inaceptable es que una madre sea mal vista por alimentar a su bebé en la mesa de un restaurante y se vea obligada a meterse en un baño público con unas condiciones de higiene que pueden dejar mucho que desear.

Quien se ofenda que no mire

Siempre he pensado que el problema está en quien ve algo sucio o inadecuado en una madre que alimenta a su bebé en público. Si un bebé toma biberón nadie se escandaliza, pero si toma leche materna ya no se ve tan inocente. ¿Por qué, porque se alimenta del pecho de su madre, el acto más natural que hay?

No te sientas avergonzada por alimentar a tu bebé donde haga falta. Quienes hemos sido madres sabemos que un bebé que tiene hambre no sabe ni tiene por qué esperar. Si tienes su comida "a mano" (o a teta, en este caso), que nada te impida atender sus necesidades.

Como recomendaba Armando hace un tiempo, cuando alguien se moleste al verte dar el pecho en público demuéstrale que la ofendida eres tú.

Estos son los resultados en un país en el que la lactancia materna en público está regulada por ley. Habría que ver qué sucedería en nuestro país, donde aunque se ha pedido una ley que la proteja (y parece mentira que haya que pedirla) es una asignatura pendiente que visto lo visto, tardará en llegar.

Vía | The Independent
En Bebés y más | ¡Así queríamos verlas! Las princesas Disney apoyan la lactancia materna en público

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir