Publicidad

Mitos sobre la lactancia materna: "Los bebés no deberían dormirse al pecho, pues el pecho no es un chupete"

Mitos sobre la lactancia materna: "Los bebés no deberían dormirse al pecho, pues el pecho no es un chupete"
25 comentarios

Publicidad

Publicidad

Siguiendo con la serie de entradas relacionada con los mitos sobre la lactancia materna más extendidos hoy vamos a tratar aquel que relaciona la lactancia con el sueño, o mejor dicho, el que trata de romper esa relación.

Es muy habitual que los bebés se duerman mamando, es habitual incluso que después de haber mamado se queden un rato más succionando, precisamente para acabar de coger el sueño. Ante este hecho hay madres que explican que "creo que me está usando como chupete", algo que preocupa a muchas mujeres y que no sería mayor problema si encontraran profesionales que recondujeran el error. Sin embargo, en ocasiones sucede que la respuesta que reciben es el mito que dice: "trata de evitarlo, los bebés no deberían dormirse al pecho, pues el pecho no es un chupete".

El pecho no es un chupete

Como digo, son varias las madres que me han explicado preocupadas que tienen la sensación de que el bebé les está usando como chupete. Bien, como se dice habitualmente, ¿qué fue antes, el huevo o la gallina? El pecho femenino existe desde que existe la mujer. El chupete existe desde el siglo pasado. Es muy raro que un bebé recién nacido que no tiene conocimiento alguno de lo que es un chupete decida utilizar a su madre como si fuera uno de esos. Más bien pareciera que los bebés hacen lo que han hecho todos los bebés durante milenios y que somos nosotros los que hemos inventado un pecho pequeñito y blandito para sustituir el pecho en algunos momentos.

Dicho de otro modo, el bebé no utiliza el pecho como chupete, sino que utiliza el chupete como si fuera un pecho, algo que hace cuando no tiene demasiada hambre, pues de tenerla se queja.

Por qué los niños no deberían dormirse al pecho

Una vez resuelto esto, queda hablar de por qué los niños no deberían dormirse al pecho. Durante mucho tiempo algunos (teóricos) expertos en sueño infantil han intentado separar la comida del dormir y han recomendado por activa y por pasiva que los niños coman sólo cuando están despiertos y que después de comer sigan estándolo, para que no asocien una cosa con la otra.

Últimamente la recomendación se ha flexibilizado un poco y admiten que puede ser que el niño llegue a dormirse estando al pecho, pero que cuando acabe de comer debemos espabilarse un poco, tratar de romperle el sueño, para entonces ponerlo a dormir sin el pecho. Algo así como enseñarle que para dormir no tiene que estar mamando: "vale, te has dormido con el pecho, no pasa nada, te dejo, pero si lo que quieres es seguir durmiendo, tendrás que volver a dormirte por ti mismo".

Así, en teoría, consigues que el niño sea capaz de dormirse solo sin necesidad del pecho de la madre por los siglos de los siglos. Digo en teoría porque aunque puede resultar en algunos niños, es muy probable que la mayoría se queje bastante por semejante trato "jo, mamá, ya me había dormido, y contigo, ¿me despiertas para que ahora me vuelva a dormir, y solo?", y ya no solo por lo incongruente de despertar a un niño que ya se ha dormido para que aprenda a redormirse solo, sino porque si miramos cuál es la asociación entre lactancia y sueño parece que lo más lógico es no hacer nada y actuar en base a lo que el bebé pide y no en base a lo recomienda alguien que quiere evitar no sé qué males futuros.

Cuál es la relación entre la lactancia y el sueño infantil

Mamar da sueño. Succionar les calma. Tomar leche calentita en el regazo de mamá adormece. Llenarse el estómago también da sueño. Y punto.

Ahora lo explico más largo. Mamar da sueño porque es un acto que cansa, el bebé tiene que mover la mandíbula y succionar y como se cansa necesita descansar, por eso puede tener sueño si lo hace un buen rato. Si el bebé tuviera que seguir despierto tras mamar la leche saldría mucho más fácil, para que no tuviera que hacer tanto ejercicio y pudiera seguir despierto sin problemas.

Succionar les calma, les apacigua, les hace estar tranquilos, tanto, que pueden llegar a dormirse. Seguro que más de una madre puede relatar cómo sus hijos ponen ojos de "placer" al empezar a mamar, al empezar a succionar, como si fueran a dormirse en un sueño que quisieran que fuera eterno. De nuevo, si el bebé tuviera que seguir despierto, la leche no saldría mediante la succión, sino quizás tras tocar el pezón con la mano o algo así, tomándola a distancia.

Tomar leche calentita en el regazo de mamá adormece a cualquiera, y las madres lo saben y por eso, cuando sus hijos ya mayores no pueden dormir les preparan un vaso de leche calentita y se van con ellos un rato a abrazarles mientras les cantan una nana y les acarician el pelo. Si el bebé tuviera que seguir despierto tras mamar, la leche saldría más fresquita y no haría falta que mamá estuviera ahí dándosela, quizás saldría un chorro enorme por un tiempo limitado que hubiera que recoger en un recipiente para luego el bebé tomársela de ahí.

Llenarse el estómago también da sueño, y si no preguntadme después de comer, a ver si tengo ganas o no de hacer una siesta. Leche calentita, brazos de mamá, olor de mamá, succión y estómago lleno. ¿Cómo demonios va a permanecer despierto un niño?

Pero esto no es todo, si analizamos la leche, resulta que la muy puñetera contiene un aminoácido llamado L-triptófano que ayuda a los bebés a conciliar el sueño. Lo más lógico, si el bebé tuviera que permanecer despierto, sería que la leche no llevara dicha sustancia o incluso que contara con algún excitante que le ayudara a no dormir.

Por todo ello, y concluyendo, parece mentira que alguien pueda recomendar que el niño no se duerma al pecho y más mentira aún que llegue a insinuar que lo ideal, lo normal y lo lógico es que los bebés se duerman después de mamar, solos y nunca al pecho.

Foto | Matteo Bagnoli en Flickr En Bebés y más | Mitos sobre la lactancia materna: “Las madres lactantes deben espaciar las tomas para dar tiempo a que se llenen los pechos”, ¿Tendrá mi hijo más gases si con la lactancia tomo Coca Cola?, Mitos sobre la lactancia materna: "Con una cesárea la subida de leche materna tarda más"‏

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir