Compartir
Publicidad

Mitos sobre la lactancia materna: "Creo que voy a dejar el pecho porque se me cae mucho el pelo"‏

Mitos sobre la lactancia materna: "Creo que voy a dejar el pecho porque se me cae mucho el pelo"‏
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace pocos días una madre de una niña de cinco meses me dijo que quería dejar el pecho y que quería empezar a dar biberones a su hija porque se le estaba cayendo mucho el pelo.

Le expliqué, como enfermero de pediatría, que era normal que se le estuviera cayendo el pelo, pero no por la lactancia, como al parecer le había dicho mucha gente, sino porque era un proceso natural después de dar a luz. Dicho de otro modo, que la asociación entre la caída del pelo y la lactancia es un mito, así que le dije que si quería dejar de dar el pecho yo le explicaría cómo hacerlo, pero que el pelo iba a seguir igual.

Los ciclos del pelo

El pelo pasa por diferentes ciclos desde que nace hasta que muere, que básicamente son tres: nacer, crecer y morir. Cada día se nos caen pelos, en la ducha, cuando nos peinamos, cuando de repente nos encontramos uno en la ropa, cuando vemos que nuestro hijo lleva dos pelos agarrados en sus puñitos, etc.

Lo curioso es que, a pesar de ello, no nos quedamos calvos (o las mujeres no se quedan calvas). Esto pasa porque cuando unos pelos están muriendo otros están naciendo. Si murieran todos a la vez y si nacieran todos a la vez habría épocas en las que no tendríamos pelo y épocas en las que disfrutaríamos de una mata de pelo impresionante.

Durante el embarazo el cabello entra en reposo

Seguro que habéis oído alguna vez eso de “las embarazadas tienen un pelo precioso” y suele ser cierto porque en los nueves meses que una mujer está embarazada el pelo entra en reposo. Esto quiere decir que el pelo crece normalmente, pero no se cae. Como es lógico, nadie se suele quejar de esto… nadie dice “¡Arggg! ¡Mi pelo no se cae!”, porque de hecho muchas mujeres ni siquiera se darán cuenta de que no se les cae. Simplemente, ven que el pelo está estupendo y disfrutan de ello (supongo).

Después de dar a luz todas las fases vuelven a la carga

Entonces la mujer da a luz y el sistema hormonal se restablece, haciendo que el pelo vuelva a funcionar normalmente. En ese momento todo el desarreglo de fases normal entre pelos, el que hace que haya un equilibrio y una mujer no se vea calva nunca, está poco desarreglado, demasiado equilibrado, y muchos pelos caen a la vez, dando la sensación de que la mujer tiene algún problema (“la lactancia”, “este niño que te consume”, “mírate la anemia, nena”).

“¿Y si me tomo algo para el pelo?”

En resumen, que el hecho de que se caiga el pelo es normal y no hace falta hacer nada porque a medida que pasen las semanas y los meses las fases de nacer, crecer y morir se irán desregulando de nuevo para que vuelva a existir el equilibrio (o desequilibrio) que os haga parecer tan guapas como siempre y con esa melena que siempre habéis tenido.

Muchas mujeres compran vitaminas, levadura de cerveza e incluso champús o lociones para el pelo, algunas especialmente diseñadas para cuando se cae el pelo después del embarazo. Todas hacen el mismo efecto: que haya menos dinero en la cartera y el mismo pelo. Es decir, si queréis tomar algo, hacedlo, pero no por eso va a caerse menos el pelo. Si tomáis algo os saldrá el pelo en un tiempo, si no tomáis nada os saldrá el pelo en el mismo tiempo.

Foto | jeremy en Flickr
En Bebés y más | Cambios en el pelo de la embarazada, Más de la mitad de las mujeres pierden pelo después de dar a luz, Qué hacer frente a la caída del cabello en el posparto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos