Compartir
Publicidad
Publicidad

Lactancia y medicamentos psiquiátricos

Lactancia y medicamentos psiquiátricos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La compatibilidad de la medicación psiquiátrica y la lactancia materna es una cuestión que puede ser muy importante y que trata profundamente un artículo recientemente publicado en Archivos de Psiquiatría y firmado por las doctoras Ibone Olza, Elena Serrano y Carmen Muñoz.

Cuando una madre tiene una depresión postparto o padece alguna dolencia que hace recomendable el uso de medicación psiquiátrica es inevitable que se plantee su conveniencia y los riesgos que puede tener para la lactancia materna.

Desgraciadamente, si el médico tratante no conoce a fondo los beneficios que tiene la lactancia materna tanto para la madre como para el bebé puede recomendar un destete que podría evitarse.

Pero, en lineas generales, una depresión postparto no supone la necesidad de abandonar la lactancia pues, incluso si hay que usar medicación, la hay compatible.

Por eso es importante que los psiquiatras conozcan los problemas que se pueden derivar de un destete prematuro para la salud del niño y el efecto ansiolítico de la propia lactancia para la madre, además de lo que supone el pico de oxitocina que se produce en la lactancia en ambos.

En este trabajo se analizan, científicamente, los diferentes medicamentos psiquiátricos, su efecto en la lactancia y los beneficios del amamantamiento y se plantea la necesidad de protegerlo en los casos psiquíatricos, ofreciendo a la madre apoyo y toda la información precisa para que pueda tomar una decisión libre y consciente.

Debe destacarse que la mayoría de los antidepresivos pueden ser utilizados durante la lactancia. La sertralina es el tratamiento de elección en estos casos. Entre los ansiolíticos se pueden usar benzodiacepinas de vida media corta. En cambio, otros medicamentos se desaconsejan, bien por conocerse efectos negativos, bien por carecerse de suficientes datos.

Incluso, pese a ser problemático, el carbonato de litio, puede usarse con prudencia y siempre vigilando el estado del bebé y monitorizando sus niveles plasmáticos.

Puesto que los beneficios de la lactancia materna son muy significativos los profesionales de la salud deberían tenerlos muy presentes y favorecer la continuación la lactancia siempre que sea posible y usar medicamentos que sean compatibles siempre que sea posible.

Via | Archivos de Psiquiatría Más información | Ibone Olza En Bebés y más | Reconocer la depresión postparto, Depresión postparto. Tres preguntas claves para reconocerla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos