Compartir
Publicidad

La leche materna contiene biomoléculas que combaten la inflamación

La leche materna contiene biomoléculas que combaten la inflamación
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La leche materna es el mejor alimento que puede darse al recién nacido. Este "oro biológico" se adapta a las necesidades nutricionales del bebé en cada etapa de desarrollo y actúa como escudo inmunológico frente a enfermedades e infecciones.

Con frecuencia se conocen resultados de investigaciones centradas en esta sustancia inteligente de la que la naturaleza nos ha dotado, y no dejamos de asombrarnos ante sus incalculables beneficios. Un estudio reciente ha hallado que la leche materna contiene biomoléculas que combaten la inflamación y la infección.

El estudio ha sido llevado a cabo por investigadores del Hospital Brigham y de Mujeres y publicado en 'Mucosal Immunology', y afirma que aunque estas señales moleculares habían sido identificado anteriormente en otros órganos y tejidos en el cuerpo, es la primera vez que se ven todas en el mismo lugar, la leche materna.

Los autores indicaron que se trata de la primera vez que se halla una amplia variedad de moléculas bioactivas de este tipo (conocidas como mediadoras especializadas pro-resolución -SPMs, por sus siglas en inglés-), incluyendo moléculas que ayudan a eliminar las infecciones, reducir la inflamación, combatir el dolor y sanar las heridas.

Lo curioso es que al analizar muestras de leche humana de mujeres con mastitis, una infección del tejido mamario que provoca dolor e inflamación, los niveles de SPM eran mucho más bajos y no resolvieron la inflamación y la infección en el mismo grado que la leche materna de muestras sin mastitis. Esto no significa de ningún modo que ante una mastitis haya que plantearse destetar, al contrario, hay que dar mucho pecho.

El equipo también probó la leche de vaca y la leche de fórmula infantil y no detectó niveles de SPM.

Un argumento más a por qué es tan importante alimentar al recién nacido con leche materna, siempre que sea posible, puesto que ayuda a combatir la inflamación de los tejidos e infecciones como la gastroenteritis, las infecciones respiratorias, la otitis y la enterocolitis necrotizante, una grave enfermedad frecuente en prematuros que causa daño irreversible al intestino.

Vía | La información
Foto | iStockophoto
En Bebés y más | A los seis años, los niños que recibieron leche materna tienen menor riesgo de infecciones y alergias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio