Compartir
Publicidad

A los seis años, los niños que recibieron leche materna tienen menor riesgo de infecciones y alergias

A los seis años, los niños que recibieron leche materna tienen menor riesgo de infecciones y alergias
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El efecto protector de la leche materna frente a las infecciones ha sido analizado ampliamente por varios estudios científicos. Pero uno que hemos conocido recientemente, publicado en la revista Pediatrics, pone énfasis en el tiempo que puede llegar a mantenerse esta protección.

Concretamente, asegura que al cumplir los seis años, los niños que recibieron leche materna tienen menor riesgo de infecciones de oídos, garganta y senos nasales.

Un equipo liderado por la Dra. Ruowei Li, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, ha querido corroborar si los beneficios de salud de la lactancia materna permanecían durante un periodo prolongado tras la introducción de los alimentos sólidos.

Para ello analizaron las visitas al médico de 1.300 niños de seis años de edad y encontraron que los niños que habían sido amamantados durante nueve o más meses tenían unas probabilidades un 31 por ciento más bajas de haber contraído una infección del oído en el año anterior, unas probabilidades un 32 por ciento más bajas de una infección de garganta y unas probabilidades un 53 por ciento más bajas de una infección de los senos nasales.

No sólo observaron que el riesgo de infecciones es menor en los niños que habían recibido leche materna en comparación con los niños que no, sino que el riesgo disminuía en relación al tiempo que habían sido amamantados.

Otro estudio, realizado por el Centro para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición Aplicada de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos, observó la tasa de alergias probables a los alimentos en niños de la misma edad, seis años.

Hallaron que los niños que habían recibido lactancia materna de forma exclusiva durante cuatro o más meses tenían alrededor de la mitad de las probabilidades de contraer una alergia a un alimento, en comparación con los niños que habían sido lactados durante menos tiempo.

Con estas conclusiones, además de reconfirmar el efecto protector de la leche materna frente a infecciones y alergias en los niños, lo cual es bueno para su salud, también nos hace reflexionar sobre el ahorro sanitario que supone fomentar la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y complementarla con sólidos hasta al menos los dos años de edad.

Vía | Medline PLus
Foto | Thinkstock
Más información | Reuters
En Bebés y más | Los niños alimentados con leche de fórmula sufren más infecciones que los que toman pecho

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio