Publicidad

El experimento casero de una madre lactante tras vacunarse del COVID que demuestra la presencia de anticuerpos en la leche materna

El experimento casero de una madre lactante tras vacunarse del COVID que demuestra la presencia de anticuerpos en la leche materna
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Cuando una mujer en periodo de lactancia recibe una vacuna, su organismo comienza a fabricar anticuerpos como respuesta a esa vacunación que pueden aparecer en la leche, ofreciendo una protección adicional a su bebé.

Con el avance en la campaña de vacunación contra el Covid-19 en nuestro país, son muchas las madres lactantes en situación de alto riesgo de contagio (como por ejemplo, profesionales sanitarios) que están siendo vacunadas, y algunas están mostrando de manera muy visual lo que sucede en su leche unos días después de recibir la vacuna.

Tal es el caso de Verónica Pleguezuelo, médico, asesora de lactancia y madre lactante que ha publicado una impactante fotografía que muestra un test positivo de anticuerpos frente al COVID realizado con leche materna, apenas 15 después después de haber recibido la segunda dosis de la vacuna.

Un experimento casero que se ha hecho viral

Como sabéis el pasado día 12 de enero recibí la primera dosis de la #vᴀᴄᴜɴᴀcᴏᴠɪᴅ19, pues hace dos semanas, el pasado día...

Publicado por Salud Materno-Infantil Sevilla en Martes, 16 de febrero de 2021

Tal y como podemos leer en la publicación compartida en Facebook, Verónica recibió la primera dosis de la vacuna frente al COVID el día 12 de enero y la segunda el día 2 de febrero. Dos semanas después decidió hacerse un test rápido de anticuerpos en sangre, para comprobar si ya había generado anticuerpos IgG, que son los anticuerpos de larga duración que el organismo fabrica tras pasar una enfermedad o recibir una vacuna.

Con un resultado positivo en sangre, la mujer se dispuso a comprobar qué ocurriría si esa misma prueba la realizaba con unas gotas de leche materna, pues el test es válido tanto para sangre, como para suero y plasma (la leche materna contiene proteínas del suero). Al igual que pasó con la sangre, la prueba de anticuerpos también salió positiva.

Este mismo experimento fue compartido días antes en la página de Facebook del centro materno-infantil Briarvista Pediatrics, en Estados Unidos. En este caso también fue una médico de Georgia quien decidió realizar el test con leche materna tras comprobar que sus anticuerpos en sangre estaban muy altos después de haber recibido la vacuna.

En el texto publicado en redes sociales se explica de una manera muy detallada cómo funcionan los anticuerpos de las vacunas en la leche materna, y qué efecto tienen estos anticuerpos en la salud del bebé.

Who else thinks science is cool?! Dr. Wexler did a little science experiment for everyone. As you may know, she has...

Publicado por Briarvista Pediatrics en Martes, 26 de enero de 2021

¿Quién más piensa que la ciencia es genial?

La doctora Wexler hizo un pequeño experimento científico para todos. Como sabéis, ella ya ha recibido sus vacunas contra la COVID-19. Las vacunas funcionan similares a otras vacunas en el mercado, al inducir a tu cuerpo a crear anticuerpos (IgG) frente a esa sustancia extraña. (Los efectos secundarios de las vacunas, que van desde un dolor en el brazo, hasta fiebre, escalofríos, dolores corporales y dolores de cabeza, son una señal de que el sistema inmunitario está trabajando para generar anticuerpos, y son muy cortos. Yo lo experimenté).

12 días después de su segunda dosis, la doctora Wexler se hizo un test en sangre y encontró una respuesta de anticuerpos muy fuerte (es la primera imagen que se ve en la foto y que está sin escribir). La ′C′ es la línea de control (así se sabe que la prueba no está defectuosa) y puedes ver una línea muy oscura para IgG e incluso una línea débil para IgM. Esto significa que después de la vacuna había suficiente anticuerpos en una gota de sangre de su dedo como para ser detectados. ¡Pero eso no es todo!

La doctora Wexler fue más allá y decidió también hacerse el test con su leche materna. ¡Como puedes ver, también hay una fuerte respuesta IgG!

¿El IgG en la leche materna protegerá realmente a tu bebé si está expuesto al COVID-19? Los anticuerpos en la leche materna son conocidos como "inmunidad pasiva", lo que significa que ayudarán a combatir la enfermedad, pero no inducen al sistema inmunitario del bebé a crear sus propios anticuerpos. Cualquier anticuerpo que llegue al sistema digestivo se quedará por un corto tiempo en caso de que se necesiten, y si no, serán desglosados por el sistema inmunitario del bebé, ya que también son sustancias extrañas para el bebé.

Un bebé que es amamantando varias veces al día tendrá una exposición continua a los anticuerpos de la madre (para todas las enfermedades a las que ella es inmune), y puede tener un curso menos grave de enfermedad, pero en realidad no es inmune a la enfermedad.

Una prueba de ello es que cuando hicimos el test al bebé de la doctora Wexler, apenas salía una línea sombreada para los anticuerpos IgG.

Los anticuerpos en la leche materna son predominantemente IgA, para los que no tenemos una prueba. Pero podemos esperar que si hay IgG en la madre, también podría haber IgA.

El artículo adjunto bajo la foto (lo podéis leer aquí) explica la inmunidad pasiva de la leche materna. Hemos recibido muchas preguntas de madres enfermeras sobre la seguridad de la vacuna mientras amamantan. Espero que esto ayude a entender que la vacuna no sólo es segura, sino que probablemente sea beneficiosa para el bebé. Aunque aún no tenemos vacuna para las madres, padres y cuidadores de menores, instamos a todos a ponérsela tan pronto como esté disponible.

Lactancia materna y COVID

lactancia materna

La leche materna es conocida por sus propiedades inmunológicas, al transferir anticuerpos protectores de la madre al bebé para prevenir infecciones y alergias. Al inicio de la pandemia por coronavirus, esta premisa sirvió a los investigadores para estudiar si la leche materna también podría contener anticuerpos frente a este virus, y como era de esperar, los resultados fueron positivos entre aquellas mujeres que habían pasado la enfermedad.

Estudios realizados posteriormente también descubrieron que la leche materna es capaz de matar al 95% de las cepas vivas de COVID, de manera que la infección por coronavirus podría ser inhibida, al igual que los efectos supresores sobre bacterias y virus como el VIH.

La OMS siempre ha recomendado la lactancia materna aún en caso de madres positivas en COVID, pues sus propiedades inmunitarias y sus innumerables beneficios para el bebé, superan sustancialmente los riesgos potenciales de transmisión.

En cuanto al paso de anticuerpos a través de la leche tras recibir la madre una vacuna, es de suponer que la vacuna frente al COVID actuará de la misma forma que lo hacen las vacunas contra otros virus. De hecho, en la web de e-lactancia podemos leer lo siguiente:

"Al igual que tras la vacunación contra otros virus, en la leche de madres lactantes vacunadas contra la COVID-19 podrían excretarse anticuerpos generados por la vacuna en forma de IgA, lo que protegería de la COVID-19 al lactante"

Dado que llevamos poco tiempo vacunando frente al COVID y tampoco hay estudios de la vacuna en madres lactantes, es necesario seguir investigando. Pero sin duda, este tipo de experimentos caseros resultan especialmente impactantes y nos muestran de manera visual lo que podría suceder en la leche materna tras la vacunación.

En Bebés y Más | Una madre vacunada contra la Covid-19 durante el embarazo transmitió anticuerpos del virus a su bebé, Nueve de cada diez madres españolas mantiene la lactancia materna a pesar de la Covid-19

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio