Publicidad

La OMS sigue recomendando la lactancia materna y el contacto piel con piel en madres infectadas con Covid

La OMS sigue recomendando la lactancia materna y el contacto piel con piel en madres infectadas con Covid
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Desde un primer momento, la OMS recomendó mantener la lactancia materna en madres con sospecha o infectadas con COVID, por sus propiedades inmunitarias y sus innumerables beneficios para el bebé.

Ahora, tras hacer una revisión de los principales estudios realizados hasta el momento con mujeres con coronavirus que están en periodo de lactancia, reafirma su recomendación, porque considera que el coronavirus es una amenaza "mucho menor" para la supervivencia de los bebés que las infecciones contra las que protege la leche materna.

Recordemos que la OMS recomienda la lactancia materna de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida y complementaria a la alimentación hasta los dos años.


"Se debe aconsejar a las madres que los beneficios de la lactancia materna superan sustancialmente los riesgos potenciales de transmisión", afirma la OMS.

No hay evidencia de transmisión a través de la leche

En el documento Breastfeeding and Covid-19 (Lactancia Materna y Covid-19), publicado ayer, realiza un repaso por las principales investigaciones que se han realizado hasta ahora sobre el tema. En ellas se ha comprobado que la mayoría de los niños no contrae la infección a través de la lactancia, y de los pocos que dieron positivo de Covid-19 no se ha podido demostrar la vía de transmisión de la enfermedad.

"Los niños tienen un bajo riesgo de contraer el Covid-19 y, entre los casos confirmados, la mayoría ha padecido la enfermedad de forma leve o asintomática, lo mismo que ocurre con otros coronavirus como el MERS o el SARS-CoV», señala el organismo de Naciones Unidas en el documento.

Por todo ello, la OMS concluye que no hay datos suficientes para asegurar que el virus se transmite a través de la lactancia materna, por lo que recomienda su práctica porque mejora la salud de los bebés, su desarrollo y su supervivencia.

También contacto piel con piel

La OMS también recomienda que se debe permitir que la madre y el bebé permanezcan juntos durante el alojamiento durante el día y la noche y que practiquen el contacto piel con piel, incluido el cuidado de la madre canguro, especialmente inmediatamente después del nacimiento y durante el establecimiento de la lactancia, ya sea que ellos o sus bebés hayan sospechado o confirmado COVID-19.

En los lactantes, el riesgo de infección por COVID-19 es bajo, mientras que las consecuencias de no amamantar y la separación entre madre e hijo pueden ser significativas.

En Bebés y más | Estoy embarazada: guía de todo lo que debes saber sobre el coronavirus

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios