Compartir
Publicidad

En verano hay que aumentar las tomas de leche materna

En verano hay que aumentar las tomas de leche materna
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los bebés alimentados con leche materna están viviendo ahora su primer verano y sufriendo sus primeros calores. Por lo pequeñitos que son tienen más dificultades que nosotros a la hora de regular la temperatura y además suelen estar siempre en contacto con algo o alguien (un cochecito, una hamaca, en la cuna o en brazos), llegando a sufrir más calor que nosotros.

Por estas razones debemos de ser cuidadosos con los bebés evitando que estén en lugares donde pasen mucho calor, poniéndoles poca ropa y aumentando las tomas de lactancia para que estén bien hidratados.

¿Pero esto de la lactancia no era a demanda?

Sí, la lactancia es a demanda y por eso la recomendación tiene más de informativa que de regla a seguir. Me explico: si queréis podéis aumentar las tomas de lactancia para que el niño mame más y es posible que así lo haga porque, "ya que me dan la teta, pues aprovecho y mamo". Sin embargo hay bebés que no quieren más de lo que piden (y no quieren que les aumentes las tomas) y otros, seguramente la mayoría, a los que no habrá que aumentar las tomas porque ellos mismos ya las han aumentado.

Como en verano hace más calor tendemos a beber más líquidos todos en general. Si sois de los que compráis agua embotellada seguramente habréis notado que ahora tenéis que comprar más botellas, porque se gastan antes. Pues bien, los niños, si pasan más calor y sudan, tendrán también más sed y por eso pedirán más el pecho.

"No sé qué pasa que estos días mama poco rato pero muchas veces"

Muchas madres preguntan estos días si es normal que el bebé pida más a menudo, si no se estarán quedando sin leche. La respuesta es que no, que no hay una disminución de leche, que la leche hay que darla a demanda y que si pide más veces hay que darla más veces y que si lo hace es porque ahora, además de hambre, tiene más sed.

La leche del principio de una toma es la más aguada, la que contiene menos grasas. Esto es así precisamente para que el bebé, "chupando" un ratito solamente, calme su sed. Por eso en verano, con más sed, hacen algunas tomas muy cortas.

Por eso digo que, más que recomendación o consejo, esta entrada es más bien un aviso: si el bebé te pide más, tranquila, es lo más normal del mundo, tiene sed.

Foto | Christine Rogers en Flickr En Bebés y más | Cómo saber si el bebé toma suficiente leche, De pediatras y enfermeras: "A partir del año la leche materna ya no tiene sentido" (¡mentira!)‏, La lactancia materna mientras se introduce el gluten puede llegar a disminuir en un 60 por ciento el riesgo de ser celíaco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos