Compartir
Publicidad

"En la carrera de medicina nos dieron una hora de información sobre lactancia": Entrevista a Kika Baeza, médica y consultora de lactancia

"En la carrera de medicina nos dieron una hora de información sobre lactancia": Entrevista a Kika Baeza, médica y consultora de lactancia
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy en Bebés y más entrevistamos a la doctora Kika Baeza, que es médico y además consultora internacional certificada en lactancia materna, IBLCL, a quien tengo la suerte de conocer tanto en su faceta profesional como personal, ya que nuestros hijos son amigos desde hace tiempo.

Kika Baeza es madre de cinco hijos, y precisamente la experiencia de sus cuidados y la lactancia de su primer hijo, que nació con un problema de salud muy grave, la impulsaron a hacerse consultora de lactancia y sumar a sus conocimientos como médico la formación específica en lactancia que encontró a faltar en sus estudios y en su experiencia como madre para poder ayudar a otras mujeres.

Eres médico y madre ¿eso cambia tu perspectiva sobre la crianza?

Si, al principio me causo muchas dificultades. Cuando te han convencido en la facultad de lo buenas que son las episiotomías y lo similar que es la leche artificial a la materna, hay que desaprender muchas cosas antes de aprender otras nuevas.

¿Tu formación como médico incluía suficientes contenidos y horas de formación sobre lactancia materna?

En la carrera de medicina nos dieron 1 hora de información sobre la lactancia, y básicamente fue una comparación química entre la leche humana y la de vaca. De anatomía de la mama, lo justo para diagnosticar cancer. Y de amamantamiento y crianza, cero.

¿Qué te hizo decidirte a convertirte en asesora de lactancia?


Mi primer hijo nació con una cardiopatía muy grave. En España nos dijeron que al nacer simplemente habría que dejarle morir, así que nos fuimos a EEUU. Allí le operaron a vida o muerte al día siguiente de nacer, y vivió. Estuvo ingresado quince días y los médicos me insistían en que me extrajese la leche, que era importantísimo para Javier. Así que me pasé el día pegada al sacaleches.

Pregunté que si alguien me podía ayudar a ponerle al pecho, pero nadie supo. Javier vivió 24 días, y yo me los pasé junto a una bomba extractora en vez de tenerle en mis brazos.

Cuando me enteré de que había una profesión dedicada a la lactancia, pensé que me gustaría ayudar a que ninguna madre se pierda lo que yo me perdí.

¿En que consiste esta formación, cursos, estudios y prácticas son necesarios para conseguir la certificación como asesora internacional de lactancia IBCLC?

La formación es práctica primeramente; requiere certificar muchos cientos de horas de apoyo a madres, no en grupos sino de apoyo uno a uno, con técnicas de consejería y de lactancia. Según de qué ramo profesional provengas, las horas prácticas que te exigen son entre 900 y 4000. La formación teórica son un número determinado de horas de cursos específicios de lactancia materna.

Una vez que tienes las horas de teoría y las de práctica acumuladas, entonces te presentas a un examen teórico muy riguroso. Si apruebas, obtienes el título de Consultora Certificada en Lactancia Materna IBCLC.

Es el único título reconocido oficialmente a nivel internacional. La Asociación Internacional de Consultoras de Lactancia (ILCA) es un órgano consultor de la OMS y UNICEF.El título hay que revalidarlo cada cinco años, es decir, tienes que volverte a examinar para manetener los conocimientos frescos y además, actualizados.

¿Qué aconsejarías a una mujer que quiere dar el pecho?

Para una madre que desea dar el pecho mi principal consejo es que se rodee de mujeres que han dado o dan el pecho y que disfrutan de la crianza de sus hijos.

Si una madre ha comenzado la lactancia y tiene problemas, ¿qué debería hacer?

Primero que acuda a un grupo de apoyo. Los problemas más frecuentes son la falta de apoyo en el entorno y toda una serie de falsos mitos que minan la confianza de la mujer. Si su dificultad supera la capacidad del grupo, entonces debería acudir a una IBCLC.

¿Nos puedes explicar brevemente las razones por las que es mejor para un bebé ser amamantado?

Uf… ¿cuántos folios quieres que rellene?

Más bien te contestaría lo siguiente: tomar leche de fórmula daña la salud del bebé y dificulta el desarrollo de su sistema inmune.

Los bebés que amamantan son normales, es decir, están sanos y se desarrollan de forma adecuada.

¿En qué casos es realmente inviable la lactancia?

En muy pocos. Absolutamente inviable sería si el bebé nace con galactosemia, una enfermedad rarísima. También es imposible si la madre tiene inexsistencia de tejido glandular mamario, aunque nunca lo he visto.

Si la madre está recibiendo quimioterapia o tratamientos radioactivos, aunque en estos casos el bebé podría haber estado tomando ya leche de su madre y posiblemente se podría reanudar la lactancia una vez terminado el tratamiento agresivo.

¿Son coherentes las cifras de amamantamiento en España con la verdadera naturaleza de esta?

Por desgracia las cifras de lactancia son bastante bajitas en nuestro país, aunque están empezando a subir.

¿Cómo podrían mejorarse los índices de lactancia?

Pues me parece que hay dos puntos básicos: que los profesionales se formen bien es el primero. Ahora hay más madre que quieren lactar y que son conscientes de la importancia de hacerlo, pero acaban abandonando por falta de apoyo profesional. ¿Quién puede soportar meses y meses de dolor, mastitis tras mastitis, bebé que pasa hambre…? Casi nadie. Pero si acudes a tu méidco de famila/matrona/gine/pediatra te ayuda a solucionar las grietas o la dificultad que sea, tu lactancia sigue adelante. Eso no suele ocurrir.

La lactancia debería ser una asignatura obligatoria tanto en medicina como en enfermería. ¿Cómo puede ser que médicos y enfermeras no estén familiarizados con el proceso alimentario del ser humano?

El segundo punto son los medios de comunicación. Deberían poco a poco normalizar la lactancia.

Amamantar es lo que se hace, dar fórmula es lo que se hace cuando no hay más remedio, y eso por detrás de los bibes de leche extraída y por detrás de la leche donada. Es decir, la fórmula es la CUARTA opción.

La deficitaria formación en lactancia de los profesionales de la salud es, sin duda, una de las causas del bajo índice de lactancias exitosas y prolongadas en España.

Contar con un relato personal como el de la doctora Kika Baeza nos ayuda a ser más conscientes de esas carencias y a apreciar más a los médicos que si apuestan por la lactancia y ayudan a las madres a conseguirla.

Nuestra entrevista a la doctora Kika Baeza tendrá, próximamente, una segunda parte en la que hablaremos sobre métodos anticonceptivos naturales y especialmente indicados en la lactancia.

Esperamos que las entrevistas que os brindamos desde Bebés y más os sean de ayuda para aprender más cosas sobre el cuidado de vuestros hijos y seguiremos trabajando en este sentido.

En Bebés y más | “Deberemos cambiar totalmente nuestro sistema productivo”. Entrevista a Carlos González, “Los hechos que suceden en la etapa primal son los más importantes de la vida”. Entrevista a Enrique Blay (III), “Yo me hice ginecólogo con la clara idea de atender partos en casa”. Entrevista al doctor Emilio Santos (VI), “Algunos discapacitados nos atrevemos a tener hijos”, entrevista a la autora de “Maternidad adaptada”, “Es un mito decir que la mujer que amamanta no puede tomar medicamentos”. Entrevista a José María Paricio (II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos