Publicidad

El bonito acto de una desconocida ayudando a una madre lactante que se ha vuelto viral

El bonito acto de una desconocida ayudando a una madre lactante que se ha vuelto viral
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Son muchas las madres recientes que no ven el día de salir a comer fuera por aquello de que con el bebé todo se convierte en un pequeño follón, básicamente porque los horarios los suele marcar él.

En eso se le convirtió a Briar Lusia Mcqueen, una madre de 22 años que tuvo que dejar de comer porque su bebé decidió comer en ese momento. Se lo tomó con filosofía, como hace toda madre cuando su bebé llora, pero una extraña se acercó a ayudarle y el gesto se ha vuelto viral hasta el punto que ha gustado a más de 200 mil personas en Facebook.

Dejó de comer para amamantar a su bebé

Como digo, todos los padres sabemos que ir a comer con un bebé o un niño es exponerte a comer medio mal e incluso a plazos. Si es bebé, porque puede despertarse y pedir alimento; si es más mayor, porque los niños se cansan y tienes que estar por ellos para que no molesten a los demás, entretenerles, llevarlos al lavabo, etc.

Lo que le pasó a Briar, esta mamá de Nueva Zelanda, es que el bebé empezó a llorar y apartó un poco el plato para cogerlo y darle el pecho.

Sabía que serían unos minutos, o quizás un poco más, pero se resignó a esperar a que acabara para luego comer su comida tal y como estuviera, más fría o más caliente.

Cuanto temía que le reprobarían el amamantar en público...

Sin embargo, una mujer mayor la miró, se fijó en el bebé y decidió acercarse. Briar se quedó un poco preocupada porque pensó que vendría a recriminarle que estuviera dando el pecho en público. Nada más lejos de la realidad.

Se acercó a su comida, cogió los cubiertos y le dijo "Qué buena mamá eres. No podemos dejar que se te enfríe la comida, ¿verdad?", y le cortó la comida para que ella pudiera comer con una sola mano.

Ella agradeció el gesto de tal modo que pensó que tenía que hacerlo público, y lo compartió en Facebook explicando la anécdota y que por poco se echa a llorar ante la que consideró la mujer más amorosa del mundo:

Y esto es, básicamente, lo que necesitan las madres

Las madres y los padres: cariño, comprensión, apoyo... Personas que se acerquen y te digan que lo estás haciendo bien, que te echen una mano, que te hablen con cariño y sin juzgarte, sin decirte que deberías hacerlo así o asá con consejos que molestan más que ayudan, independientemente de cuál sea el modo en que se alimenta al bebé.

Porque al final, excepto alguna excepción aislada, todos intentan hacer lo mejor por sus hijos, y tranquiliza mucho, y se agradece, cuando alguien simplemente te da una palmadita de apoyo, o te sonríe como confirmándote que vas bien. O, como en este caso, hasta te ayuda con algo que no puedes hacer en ese momento sin que se le haya pedido, y sin esperar nada a cambio. ¿No os parece un acto precioso, tierno y digno de elogiar?

Foto | Facebook de Briar Lusia Mcqueen
En Bebés y más | Cuando alguien se moleste al verte dar el pecho en público demuéstrale que la ofendida eres tú, Las hermosas fotografías que reivindican legislar a favor de la lactancia en público, Los peligros de no regular el derecho a la lactancia en público

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir