Compartir
Publicidad

Algunas razones por las que amamantar es bueno para la mujer

Algunas razones por las que amamantar es bueno para la mujer
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Amamantar a un bebé le proporciona enormes beneficios tanto para su salud física y emocional como para su desarrollo intelectual. También es muy positivo para el medio ambiente como hemos visto. Pero las mujeres seguimos encontrando razones por las que amamantar es complicado o difícil, aunque muchas de ellas sean falsos mitos o cuestiones superables con el apoyo y la información necesaria.

Hasta hace poco más de un siglo los humanos alimentábamos a los bebés humanos con leche de nuestra especie. Las mujeres que no podían o no querían dar el pecho acudían a nodrizas, profesionales o miembros de su familia. Pero dar el pecho no es algo que sea bueno solo para las familias de paises con menor abundancia de recursos. Dar el pecho es lo que la naturaleza ha previsto para las humanas. Y es algo pleno de razones positivas para nosotras.

Hoy hemos llegado a pensar que dar el pecho no es bueno realmente para las mujeres. La publicidad y el sistema económico nos hacen sentir que liberarnos del pecho es necesario, cuando lo que hace es privarnos de muchas cosas que nos pueden ayudar a mejorar nuestra vida. Por eso no está de más recordar algunas razones por las que amamantar es bueno para la mujer. Los beneficios de salud, emocional y física para la mujer son muchos y se prolongan a lo largo de nuestra vida, incluso cuando la lactancia ya ha cesado. No está de más tenerlos en cuenta.

  • El cuerpo de la hembra humana está diseñado para la lactancia. Dar el pecho es normal, lo normal en nuestra especie. No se es más moderna o más libre por romper con lo que el cuerpo femenino hace de forma natural.  
  • La lactancia materna es posible en todas las mujeres excepto un reducido número de casos especiales por razones médicas. Las causas reales de hipolactia se relacionan con problemas de tiroides. Si hay poca leche la razón habitual es una postura incorrecta de succión, la introducción de “ayudas”o el no permitir libre acceso al pecho del recién nacido. Estos y otros problemas pueden solucionarse en casi todos los casos con apoyo y asesoramiento.
  • El ciclo reproductivo natural de la mujer y de las demás mamíferas esta formado por concepción, gestación, parto y lactancia. No solo eso, sino que dar el pecho es posible incluso para las madres adoptivas. Nadie, ningún laboratorio o industria pueden hacer un producto mejor que el que hacemos nosotras. Y es un motivo de orgullo no poder ser reemplazadas.
  • La succión del bebé inmediatamente después del parto estimula las contracciones uterinas y la expulsión de la placenta. El útero vuelve más rápidamente a su forma y tamaño.
  • La succión del bebé después del parto previene las hemorragias post-parto y esa es una de las más graves complicaciones post-parto que puede sufrir una mujer.
  • La oxitocina, la hormona del amor, favorece la formación del vínculo madre-hijo. Nos hace sentirnos más unidos y más felices.
  • La salud mejor del hijo gracias a la lactancia favorece que la madre se encuentre más sana y feliz.
  • La lactancia reduce el riesgo de cáncer de mama y ovarios, siendo los beneficios mayores cuanto más dure la lactancia.
  • La lactancia favorece un menor índice de osteoporosis una vez se produzca el destete, no teniendo que ver la duración de la lactancia con una mayor osteoporosis.
  • En muchos casos puede ayudar a reducir los kilos ganados en exceso. Y no, no estropea el pecho. Y desde luego, es mas barata que los sucedaneos.

Son unas cuantas razones que contrarestan las ventajas, si las hay, de no amamantar voluntariamente. Tengamoslas en cuenta antes de decidir.

En Bebés y más | Ventajas de la lactancia materna, video En Bebés y más | 10 datos sobre lactancia materna que publica hoy la OMS En Bebés y más | La lactancia materna no está tan mal como parece

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos