Compartir
Publicidad
Publicidad

Este padre hizo realidad el sueño de cualquier niño de tener su propia "casita" de madera

Este padre hizo realidad el sueño de cualquier niño de tener su propia "casita" de madera
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Quién no soñó de niño con tener una casita en un árbol? Un rincón mágico y privado donde esconderse, jugar o reunirse con los amigos. Yo nunca la tuve, pero siempre he pensado que debía ser muy divertido y confieso que me encantaría tener espacio para construir una pequeña cabaña a mis hijos.

Este padre de Michigan (Estados Unidos) no sólo ha hecho realidad el sueño de sus hijas, sino que ha ido mucho más allá. Lejos de construirles un pequeño refugio en el jardín, les ha hecho un precioso palacete de madera; una fantástica casa que haría las delicias de cualquier niño pequeño...¡y mayor!

Las dueñas de su propia casa

Adam Boyd es un padre de Michigan con dos niñas de cinco y dos años, que ha decidido aprovechar sus conocimientos y experiencia como constructor (es el presidente de la empresa de construcción Atb Building Inc) para diseñar una casa de ensueño para sus hijas.

Aunque Adam ha contado con la inestimable ayuda de sus pequeñas, que han elegido el color de las paredes (púrpura y violeta) y le han ayudado a lijar las molduras de los techos, la construcción de la casa le ha llevado mucho tiempo, puesto que sólo podía trabajar en ella los fines de semana.

A pesar de todo, este constructor está muy satisfecho con el resultado y, sobre todo, con ver a sus hijas disfrutar:

"Mucha gente, amigos y familiares incluidos, pensó que estaba loco por hacer lo que hice, pero estoy muy satisfecho con el resultado"- comentaba Adam en declaraciones a ABC News - "Estoy feliz de verlas jugar en su casa y de poder jugar con ellas. Merece la pena cada centavo que he invertido en este proyecto para mis hijas"

La pequeña mansión cuenta con dos plantas, dos enormes porches de madera en cada una de ellas y un gran jardín exterior, al que se accede a través de una pasarela.

Hay unas escaleras de madera para subir al desván, una cocina de juguete y una enorme mesa para que las niñas puedan merendar o hacer un picnic con sus amigos.

El jardín de esta preciosa mansión, cuenta con un gran tobogán cubierto, columpios, un rocódromo y una red de escalada. Adam planea, además, agregar una tirolina para que sus hijas tengan más opciones de juego.

En el interior se han cuidado también todos los detalles para hacer un espacio acogedor y práctico. Hay una pared de pizarra para que las niñas puedan pintar, alfombras, confortables sillones y mecedoras, y amplios ventanales.

No cabe duda de que hay padres realmente imaginativos y creativos, que lo mismo construyen un circuito Ninja, que una "Speeder Bike" de Star Wars o incluso una pista de hielo en el jardín.

Por lo pronto, la casa de Adam Boyd ha tenido tanta acogida y tantos comentarios positivos, que este constructor ha decidido iniciar un nuevo negocio llamado Spoilt Rotten Homes, especializado en la creación de casitas de lujo para los más pequeños y llevar la felicidad a otros niños. ¿Quién quiere una?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos