Compartir
Publicidad

Un niño protagonizó el momento más emocionante de la Eurocopa al animar a un aficionado rival que lloraba

Un niño protagonizó el momento más emocionante de la Eurocopa al animar a un aficionado rival que lloraba
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los niños son maravillosos. Lo digo siempre y dudo que nunca piense lo contrario. La pena es que llegan a un mundo que cada vez piensa menos en ellos, que cada vez va más rápido, que cada vez es menos empático, y que los devora, moldea y escupe para que en pocos años estén adaptados a una sociedad de inadaptados.

Pero no a todos, porque sigue habiendo niños buenos, como sigue habiendo gente buena. El ejemplo más reciente es el de este niño que protagonizó ayer el momento más emocionante de la Eurocopa; mucho más que cualquier gol o que cualquier celebración. Se encontró con un aficionado francés desolado, llorando, y se acercó para animarlo.

Tu tristeza es mi alegría

Para Francia, ganar la Eurocopa en su propio país era un sueño. Si ya es difícil llegar a la final, imaginad que sea el año en que es tu país quien la organiza. Algo así estaría pensando este aficionado, lamentándose de la oportunidad que tuvieron.

Quieto, pensando en ello, dejó ir algunas lágrimas. Y algún aficionado, probablemente algún amigo, quiso acercarse para darle apoyo. Sin embargo, nada de lo que pudieran decirle le iba a hacer cambiar de opinión.

Y en ese momento, cuando lo más lógico habría sido que otro francés le diera consuelo, un niño con la camiseta de Portugal se le acercó para darle ánimos:

Es imposible saber lo que le dijo, pero en el fondo es indiferente. Probablemente fueron palabras de apoyo, estilo "Francia ha jugado muy bien", "a la próxima ganáis" o similar. El caso es que el joven supo valorar el gesto y acabó abrazando al niño.

Y es que debió darse cuenta en ese momento que su tristeza era, a la vez, la alegría de ese niño; y de la de miles de niños portugueses aficionados al fútbol que estarían celebrando ese momento. Y en medio de esa alegría, cuando este niño podría estar saltando vitoreando a su equipo, pasando a su lado a gritos de Portugal, resultó ser lo suficientemente maduro y empático como para protagonizar este vídeo, este gesto, que hoy está dando la vuelta al mundo.

¡Bravo pequeño!

Vía | DailyMail
En Bebés y más | Cuatro maneras de enseñar empatía a los niños, Por qué los bebés lloran cuando otro bebé llora: el principio de la empatía, Curso de maternidad y paternidad: trabajar la empatía

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio