¡Todos a reír! Los bebés son capaces de apreciar el sentido del humor desde el primer mes de vida

¡Todos a reír! Los bebés son capaces de apreciar el sentido del humor desde el primer mes de vida
Sin comentarios

¿Quién no muere de ternura al escuchar la risa o carcajadas de un bebé? Haya sido provocada por nosotros o no, escuchar ese sonido sin duda es uno de los más tiernos y además, contagiosos. Pero, ¿a qué edad comienzan a comprender el humor bebés y niños?

Un nuevo estudio enfocado en el desarrollo del humor, encontró que los bebés son capaces de apreciarlo desde que tienen un mes de vida y además, hay distintos tipos de humor que van evolucionando durante los primeros años.

El estudio

Con la participación de casi 700 niños, a quienes se les dio seguimiento desde que nacieron hasta que cumplieron cuatro años, el estudio publicado en Behavior Research Methods identificó la edad más temprana en la que aparece el sentido del humor.

Para lograrlo, se pidió a los padres de niños de Reino Unido, Estados Unidos, Australia y Canadá que llenaran una encuesta especial, diseñada con 20 preguntas para conocer el desarrollo del humor en sus hijos.

Se encontró que la edad más temprana en la que algunos bebés comienzan a apreciar el sentido del humor era un mes de vida, estimando que el 50% de los bebés pueden apreciarlo a los dos meses de edad y el 50% de ellos era capaz de producir o crear humor al cumplir los 11 meses.

También, se encontró que una vez que los niños comenzaban a producir humor por ellos mismos, lo hacían frecuentemente.

Y, ¿de qué se ríen los bebés?

Pexels Mitch Oram 4011297

Además de descubrir la edad en la que comienzan a ser capaces de apreciar el humor, el estudio analizó cómo evoluciona según la edad de los niños y los tipos de humor que presentan en estas etapas tempranas.

Dentro de los niños que participaron en el estudio, se identificaron 21 tipos de humor, según la edad de cada niño:

Los niños menores de un año solían apreciar las formas de humor físicas, visuales y auditivas. Un ejemplo muy conocido de esto es el famoso cucu-trás o peek-a-boo, así como jugar a hacer caras graciosas, imitar voces, hacerles cosquillas, perseguirles o usar objetos de forma incorrecta - como colocarse un vaso sobre la cabeza.

En el caso de los niños que ya tenían un año, se comenzaba a incluir también el humor que estaba relacionado con las reacciones de las personas que les rodean, como asustar a otros, imitar animales o personas y decir palabras que no son "apropiadas", como sucede en esa etapa del caca-culo-pedo-pis.

A los dos años, el humor se veía influenciado por el desarrollo del lenguaje. Un ejemplo de esto (y que muchos padres adoran) es cuando juegan a pronunciar mal las palabras o inventan otras.

En el caso de los niños de tres años, el último rango de edad que cubrió el estudio, algo que les hacía reír mucho era jugar y romper algunas reglas sociales, como decir palabrotas (lo hacen para demostrar que son ingeniosos y traviesos, pero sin maldad), y comenzar a entender algunas bromas y trucos.

Así que como lo hemos visto, nunca es demasiado temprano para jugar y hacerle bromas o caras graciosas a nuestros hijos, algo que además, nos ayuda a pasar tiempo juntos y fotalecer el vínculo con ellos.

En Bebés y más | Las risas antes de ir a dormir ayudan a los niños a conciliar el sueño, 13 beneficios de las cosquillas en los niños, y cuándo hacerlas

Temas
Inicio