Publicidad

El vídeo del bebé que camina por la cornisa de la ventana nos recuerda la necesidad de prevenir accidentes

3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace solo tres días Lola nos habló de los consejos para prevenir caídas desde ventanas y balcones, algo que debemos tener muy en cuenta porque una caída así será siempre grave, cuando no fatal.

Para recordar esos consejos os traigo hoy un vídeo que hace cierta una de las peores pesadillas que tuvo mi madre (luego os explico) y que hizo que Miriam y yo tuviéramos especial cuidado con esto. Hablo del vídeo (de terror) de un niño que camina por la cornisa de la ventana de un octavo piso, durante más de tres minutos, hasta que alguien desde dentro lo mete adentro rápidamente.

La pesadilla de mi madre

Vivíamos en Logroño, en el séptimo y último piso de un edificio en el que estábamos ella, mi padre y cinco hijos. Imposible controlarnos a todos, su mayor temor era a la altura, a que nos asomáramos por alguna ventana o balcón y por la noche soñaba que alguno de sus hijos se caía. Era un sueño que se le iba repitiendo a menudo y aún ahora nos lo recuerda a veces, los sudores que se pegaba por la noche soñando tamaña desgracia.

Por eso, porque nos lo contó muchas veces, ahora que vivimos en un primer piso no nos la jugamos. Enseguida, al tener al primero, cambiamos los manillares de las ventanas por unos que tienen cerradura. De ese modo evitamos que nos sucediera lo que podéis ver en el vídeo.

¿Pero ese vídeo es real?

No lo sé, pero en realidad tampoco importa demasiado porque aun siendo falso no es algo que no pueda suceder en cualquier lugar del mundo. La ventana queda abierta, el niño se da cuenta de repente de que lo está, la curiosidad le llama y empieza a escalar muebles, algo que nunca había hecho y que sus padres desconocían que podía hacer y sucede lo de siempre: el silencio de un niño suele ser señal de que está pasando algo gordo.

Tres minutos, sólo tres minutos, que son muy poco tiempo para la madre o el padre, pero eterno para el niño, por las veces en que se asoma y gatea por la cornisa. A los tres minutos el adulto piensa "qué estará haciendo" y cuando llega encuentra la escena.

Mucho cuidado, de verdad.

Vídeo | YouTube En Bebés y más | ¡Ojo! Los bebés sufren cada vez más caídas desde la trona, ¿Cómo actuar en caso de accidente doméstico (II)?: Caídas, Mi hijo se ha caído

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir