Publicidad

El cerebro de los bebés está programado para buscar y observar rostros y lugares desde la primera semana de nacido

El cerebro de los bebés está programado para buscar y observar rostros y lugares desde la primera semana de nacido
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Gracias a los diversos estudios que se han realizado a través de los años, sabemos que al nacer los bebés son capaces de ver, pero en realidad no ven prácticamente nada, pues su visión va evolucionando durante sus primeros meses de vida.

Sin embargo, que no vean claro, no significa que no sepan hacia dónde mirar, pues de acuerdo con un estudio, el cerebro de los bebés está programado para buscar y observar rostros y lugares desde la primera semana de nacido.

Publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, el estudio desarrollado por psicólogos de la Universidad Emory en Atlanta, Estados Unidos, analizó el córtex visual de bebés recién nacidos a través de imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI por sus siglas en inglés).

Al escanear el cerebro de los bebés, se encontró que aparentemente el cerebro de los bebés desde los seis días de nacidos, está programado con las tareas específicas de buscar y observar rostros y lugares.

Con los resultados de esta investigación, se muestra que los patrones de la actividad cerebral de los bebés son similares a las de los adultos, aunque aún no son tan fuertes:

"Gran parte del andamiaje para la corteza visual humana ya está en su lugar, junto a los patrones de actividad cerebral", explica Frederik Kamps, autor del estudio en un comunicado publicado en el sitio web de la universidad.

De acuerdo con los investigadores, este estudio es importante, ya que comprender cómo está organizado el cerebro del bebé, podría ayudar a resolver algunas cuestiones cuando algo no vaya bien, como por ejemplo, si este reconocimiento facial no está bien conectado en el córtex visual del bebé, podría ser un indicador de algún desorden asociado con la aversión al contacto visual:

"Al diagnosticar el problema de forma temprana, podríamos intervenir antes y tomar ventaja de la increíble maleabilidad que tiene el cerebro de los bebés", comenta Daniel Dilks, otro de los investigadores.

Lo destacable de este estudio entonces son dos aspectos: que el cerebro del bebé está programado para buscar y observar rostros aunque no vean aún con claridad, y que conocer este funcionamiento podría abrir las puertas a tratamientos más tempranos para algunos desórdenes específicos relacionados con el contacto visual.

Foto | iStock
Vía | Red Tricycle
En Bebés y más | ¿Cuándo empiezan a ver los bebés?, ¿Cómo te ve un recién nacido? (y a qué distancia te reconoce), Mantener contacto visual con tu bebé facilita la comunicación entre ambos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios