Compartir
Publicidad

La iluminación en la habitación del bebé

La iluminación en la habitación del bebé
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos con el especial de decoración de la habitación del bebé, y hoy vamos a hablar de la iluminación. No hay duda de que lo ideal en un dormitorio infantil y en general en cualquier habitación es que reciba mucha luz natural, dormitorios exteriores con grandes ventanas y bien orientadas son los que a la mayoría más nos gustan. Después ya nos ocuparemos nosotros de que la luz no entre cuando no la deseemos, con visillos, cortinas, estores o persianas, pero lo bueno es tener la posibilidad de disfrutar de ella siempre que lo deseemos.

Así que cuando hablamos de aspectos relacionados con la iluminación solemos referirnos a iluminación artificial, ya que con la natural, nunca habrá problema por exceso, siempre podemos frenarla y si hay escasez de ella, deberemos compensarlo con lámparas bien colocadas. Cada habitación tiene sus características diferentes que en cierta medida condicionan la forma de iluminar, pero vamos a ver algunas pautas generales a seguir para iluminar los dormitorios de los niños.

Tipos de lámparas para la habitación del bebé

lampara estrellas

Personalmente yo no soy nada partidaria de los halógenos encastrados, aunque hoy en día los hay regulables y también se encastran bombillas de LEDs en un dormitorio infantil yo prefiero una lámpara tradicional en el techo y algún otro punto de luz indirecta. Lo mejor para la habitación de un niño es una lámpara colgante como por ejemplo la que vemos en la foto sobre estas líneas.

La lámpara se colocará en el techo centrada y se complementará con otras lámparas auxiliares, una más por lo menos, que nos proporcione luz indirecta, lo ideal será que esa otra lámpara esté en la pared, podemos optar por un modelo de pie mientras el niño es un bebé, pero en cuanto comience a andar, esa opción sería peligrosa. El aplique de pared tiene la ventaja de que no está al alcance del niño y el inconveniente de que no podemos moverlo para dirigir la luz en la dirección que nosotros queramos.

También es verdad que cuando el niño vaya creciendo pronto podremos incorporar a la habitación cualquier tipo de lámpara, de hecho será muy importante iluminar bien la zona del escritorio cuando empiece a tener que dedicar parte de su tiempo a estudiar en casa. En ese sentido son más cómodas las lámparas de mesa por ejemplo, podemos colocarla sobre una cómoda o mesita mientras el niño es bebé y después aprovecharla en la mesa de estudio. También hay lámparas con pinza que se pueden anclar en mesas y otros muebles, pero hay que tener cuidado, porque la pinza a la larga acaba estropeando el mueble.

Crear ambiente con la iluminación en la habitación del bebé

lampara globo

Hoy en día hay opciones para integrar la luz en una habitación que rompen en cierta medida con el concepto de lámpara tradicional y que nos pueden ayudar a crear en el cuarto un ambiente mágico ideal para el descanso del niño y para sus juegos. Hay papel pintado con LEDs incorporados que convierte en luminosa cualquier superficie, ya sea el techo o la pared, a muchos les gusta que el techo de la habitación de los niños se parezca al cielo estrellado durante la noche y hoy en día eso es fácil de conseguir.

También podemos elegir lámparas que no parezcan lo que son o que nos recuerden a otra cosa, como por ejemplo las lámparas con forma de globos que vemos en la foto y que en cierta medida recuerdan a las ferias y a un ambiente festivo, muy adecuado para la habitación de los niños. Los niños en cuanto crezcan utilizarán su habitación para sus juegos y la iluminación y la forma de las lámparas pueden ayudar a que el cuarto sea un buen escenario para ellos.

Lámparas originales para el dormitorio de los niños

lamparas anim

Aunque las lámparas de pie y las de mesa no son muy recomendables para dormitorios infantiles, la verdad es que en diseño hay auténticas preciosidades, si bien las de pie son más peligrosas porque quedan al alcance de los niños desde el suelo y podrían tirarlas y lastimarse con ellas, con las de mesa no tiene por qué haber problema si las colocamos en un lugar lejos del alcance de los pequeños. Algunas en realidad pueden servir para habitaciones de niños pero también se pueden colocar en las de adultos como las lámparas con forma de animales en la foto sobre estas líneas.

Cuando los niños empiecen a hacer sus propios dibujos, podemos contemplar la opción de colocar en casa lámparas personalizadas con ellos que quedan muy bonitas. La forma y los colores de las lámparas que elijamos deberá estar de acuerdo con la decoración del resto de la habitación, con los dibujos que haya en las paredes, si los hay y con los colores de los muebles y los que vayamos a elegir para los complementos textiles, para que todo el conjunto quede bien equilibrado e integrado.

Lámparas de noche para dormitorios infantiles

lampara principito

Un clásico en la habitación de los niños por lo poco que suele gustarles la oscuridad, es la lámpara de noche, una pequeña lámpara que proporciona una luz de baja intensidad y que se deja encendida durante toda la noche para que si el niño se despierta pueda ver con cierta claridad a su alrededor. También es una ayuda para nosotros, que si tenemos que entrar en el cuarto durante la noche no tendremos que hacerlo totalmente a oscuras.

Lo típico es que esas lámparas tengan formas inspiradas en motivos que suelen gustar a los niños, soles, lunas o estrellas, flores o animales... algunas como la de la foto están inspiradas en cuentos como el de 'El Principito'. Suelen ser lámparas no muy caras y que en realidad se compran al gusto del adulto, muchas veces el niño es aún tan pequeño que le va a dar igual la forma de su lámpara, somos nosotros los que más disfrutamos viéndola en su cuarto.

Resumiendo, huyamos de tubos fluorescentes y halógenos empotrados, empecemos por colocar una lámpara centrada en el techo y después podemos elegir entre una lámpara de pie, que a mi me encanta junto a la cuna, pero que cuando el niño crezca deberemos retirar durante un tiempo, o una de pared que es menos peligrosa pero no se puede cambiar de sitio, finalmente las de mesa y las de noche son complementos circunstanciales, que movemos y cambiamos con el paso del tiempo.

Fotos | Simose, Leblon Delienne, EstiLuz y Laura Ashley En Bebés y Más | Especial decoración de la habitación del bebé En Decoesfera | Dormitorios infantiles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos