Compartir
Publicidad

Cómo crear una habitación para niños de inspiración Montessori con artículos de Ikea

Cómo crear una habitación para niños de inspiración Montessori con artículos de Ikea
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez son más los padres que buscan un entorno en sus hogares que fomente los principios básicos de la filosofía Montessori. Una decoración acorde a este estilo de crianza que fomenta la autonomía del niño, respetando sus ritmos, y motivando el conocimientos en base a la manipulación.

Es muy importante que el mobiliario sea de materiales nobles, como la madera de pino natural, de estilo minimalista, que sea seguro, y que permita al niño tenerlo todo a mano para poder valerse por sí mismo. Si te gusta la idea, te ayudamos a crear una habitación Montessori para niños con artículos que puedes encontrar en IKEA.

Escritorio para niños FLISAT

Mesa Flisat Ikea Pe636017

Es clave que el niño tenga un escritorio a su altura en el que poder pintar, dibujar, hacer manualidades... El escritorio de la colección FLISAT de Ikea se puede poner a tres alturas y también inclinar para ajustar la postura de estudio. Incluye además un soporte para poner un rollo de papel. Su precio, 69 euros. Disponible también el banco a juego por 29,99 euros.

Carrito de almacenaje

Carrito Flisat Ikea Ph143360

Es un contenedor de almacenaje con ruedas que los niños pueden transportar para llevarse los juguetes de una habitación a otra. Se puede combinar con una caja de plástico para organizar mejor los juguetes. ¡Así será más fácil que recojan después de jugar! El carrito lo conseguís por 29,99 euros.

Expositor para libros

Estanteria Flisat Pe570087

Es imprescindible que en la habitación de los peques haya una estantería de libros a su altura, para que pueda tenerlos siempre a mano y consultarlos cuando quieran. Este expositor de la misma colección FLISAT es básicamente una balda donde además los tienen bien visibles y pueden escoger el que deseen en cada momento. Su precio, 19,99 euros.

Estantería casa de muñecas

Estanteria Flisat Pe553065

Podéis utilizarla tanto como una casa de muñecas o como una estantería para guardar juguetes, libros o cualquier otro objeto. Lo ideal es colocarla también a su altura, bajita, para que los niños puedan jugar u organizar sus cosas como deseen. La casita estantería FLISAT cuesta 29,99 euros.

Mesa para niños

Mesa Flisat Ikea Pe570080

Esta mesa de pino natural combina con los taburetes y es ideal para los más pequeños. Perfecta para pintar, dibujar, jugar a tomar el té... Y lo mejor, que cuenta con compartimentos en los que se pueden colocar cajas de plástico para guardar cositas como pinturas, tijeras, lápices... Su precio, 49,99 euros.

Taburete de madera

taburete

Los taburetes de pino de la colección FLISAT de Ikea hacen juego con la mesa que vemos arriba y quedan monísimos. Algunos los tunean pintando las patas para darles un toque nórdico y quedan preciosos. También ideales para ponerse los zapatos o los pantalones solos. Cuestan 14,99 euros.

Perchero

Perchero Ikea Flisat Ph133989

Y también de la misma colección FLISAT de Ikea, un perchero con cuatro pomos en forma de cono para evitar accidentes y que las cosas que cuelgan no se caigan. Hay que colocarlo a su altura para que los niños puedan colgar abrigos, bolsos o lo que necesiten para mantenerlo todo organizado. Su precio, 5 euros.

Cama Montessori

cama-ikea

Una de las estrellas de la habitación para peques es la cama Montessori, una cama en el suelo para evitar caídas y que da independencia al niño para irse a dormir y levantarse solito. Aunque la veas con altura, completamente lo opuesto a lo que buscamos, puedes adaptar la cama reversible KURA, que da mucho juego, como una cama Montessori como vemos aquí abajo.

¿Cómo? Sencillo. Colocáis en el suelo el colchón y dejáis la parte de arriba libre como zona de juego o de lectura. Cuesta 149 euros.

Un espejo

El espejo colocado a su altura es un elemento importante en una habitación Montessori. Así el podrá verse mientras juega contribuyendo a formar un autoconcepto de sí mismo dentro del entorno. La idea es colocarlo en posición horizontal sobre una pared y bajito de altura para que el niño pueda verse reflejado en él. El espejo NISSEDAL de Ikea con el borde efecto roble cumple bien esta función y cuesta 29,99 euros, aunque también podéis conseguir otro parecido.

Una pizarra

No puede faltar la clásica pizarra de Ikea para fomentar la creatividad en los más pequeños. Por un lado es una pizarra blanca para usar rotuladores y por el otro, una negra para dibujar con tizas. Su precio, 19,99 euros.

Cocina mini

Otro elemento que me encanta para una habitación infantil de este estilo es una cocinita de juguete. La cocina mini DUKTIG permite a los niños incursionar en el mundo de la gastronomía, donde podrán preparar sus platos, jugar a que son chefs e invitar a amigos y familiares a probarlos. En casa mis hijas han "cocinado" allí muchos platos y le tienen un cariño muy especial. Su precio 89 euros.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio